Villa Educación

Viernes 23 de agosto de 2019

.: Filtro de Proyectos :.



INVESTIGADORES MEXICANOS Y ESTADOUNIDENSES DESCUBREN EN VENENO DE ALACRÁN, UN COMPUESTO EFECTIVO PARA MATAR BACTERIA DE LA TUBERCULOSIS.

*De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 350 millones de personas en el mundo padecen tuberculosis.

El veneno de la especie de alacrán mexicano Diplocentrus melici, nativo de Veracruz, contiene dos compuestos que podrían ayudar a combatir las bacterias causantes de tuberculosis, sin afectar el tejido pulmonar.

Es un hallazgo que tiene repercusión importante en la salud pública, pues abre la posibilidad de obtener un nuevo antibiótico y que, probablemente, ayude a controlar la enfermedad.

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) 350 millones de personas en el mundo padecen tuberculosis, una enfermedad cuyo tratamiento dura seis meses. Los pacientes precisan cuatro antibióticos diferentes; cuando el enfermo presenta una mejoría es común que abandone los medicamentos, provocando la resistencia de las bacterias, entonces es indispensable confinar al individuo y aplicar ocho fármacos durante un periodo de dos años. Esto es un problema de salud pública importante.

El doctor Lourival Possani, investigador del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el químico Richard Zere de la Universidad de Stanford y el patólogo Rogelio Hernández-Pando del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, comprobaron la efectividad de los compuestos para eliminar infecciones provocadas por stafilococos aurus y bacterias causantes de la tuberculosis.

En entrevista para el Conacyt, el académico del Instituto de Biotecnología explica el proceso que llevó al descubrimiento, el trabajo de colaboración y el futuro de estos compuestos.

 

¿En qué consiste el descubrimiento?

Mientras extraíamos el veneno de Diplocentrus melici, vimos que cambiaba de color en contacto con el aire, al investigar en el laboratorio este inusual cambio, encontramos dos compuestos químicos involucrados; sin embargo, debido a que en el Instituto de Biotecnología no tenemos el know how y el equipo necesario para determinar la estructura molecular de éstos, buscamos la colaboración de Richard Zare de la Universidad de Stanford, quien es experto en identificar y sintetizar sustancias químicas.

 

¿Qué tipo de estructura molecular tienen esos compuestos?

Una cantidad muy pequeña del veneno que contiene los compuestos fue analizada en la Universidad de Standford, donde se determinó que su estructura molecular consiste en dos benzoquinonas (una clase de moléculas tipo anillo con propiedades antimicrobianas): una roja y otra azul.

Para realizar los análisis clínicos en ratones infectados con bacterias que causan la tuberculosis, contamos con la colaboración del doctor Rogelio Hernández-Pando, patólogo reconocido a nivel internacional por su investigación sobre esa enfermedad, quien, junto a su equipo de trabajo, encontró que la benzoquinona roja era eficaz para matar bacterias de stafilococos aurus, mientras que la azul eliminó las cepas de bacterias que provocan la tuberculosis.

Gracias a esta colaboración tripartita y multidisciplinaria podemos decir que tenemos un antibiótico eficaz para el tratamiento de la tuberculosis. A partir del descubrimiento de estas dos benzoquinonas, se diseñó un fármaco gracias al trabajo del doctor Zare de Stanford, que generó dichos compuestos de forma química, ya que la cantidad de veneno que se consigue es muy pequeña y, finalmente, las pruebas realizadas por el doctor Hernández-Pando

 

¿Cuál es el siguiente paso?

Debido a que ya comprobamos la eficacia del fármaco porque mata las bacterias sin causar efectos secundarios como daños al tejido pulmonar; lo siguiente fue registrar una patente internacional y publicar un artículo. Durante los últimos dos años trabajamos en el tema, no asistimos a congresos y tampoco comunicamos algo, hasta ahora. Finalmente, todo salió bien y es público.

Tenemos experiencia en esta materia, pues hace 15 años escribimos sobre el veneno de alacrán y obtuvimos otra patente internacional que fue registrada en 20 países. Actualmente, ese producto está en manos de una compañía farmacéutica que realiza las pruebas clínicas

Actualmente, estamos a la espera de que alguna compañía farmacéutica se interese en ese fármaco y decida comprar los derechos de la patente para concluir los experimentos clínicos, hasta el momento, contamos con los análisis preclínicos, los cuales se realizan en animales, obtuvimos muy buenos resultados; sin embargo, antes de utilizarlo en la población es necesario probarlo en humanos y eso cuesta millones de dólares. Tal vez en cinco años se anuncie a nivel mundial, si la farmacéutica trabaja rápido y cuenta con los recursos económicos.

 

¿Qué significa este hallazgo en un país con numerosos casos de picadura de alacrán?

En México se presentan altos índices de picaduras de alacrán, alrededor de 300 mil personas cada año, aunque existe un antiveneno eficiente y seguro, hay quienes se resisten a aplicárselo en las siguientes dos horas posteriores a la picadura. Actualmente, se registran hasta 90 muertes anuales porque la gente no confía en el antídoto. Anteriormente morían entre 700 y 800 mexicanos víctimas del veneno de alacranes.

 

¿Cuál es el beneficio para los científicos mexicanos y para la ciencia de nuestro país?

Esta noticia ya se dio a conocer en Estados Unidos y Europa, eso significa que los mexicanos son capaces de realizar investigación de primer mundo. Somos el grupo más importante en lo que se refiere a venenos de alacrán y aún falta descubrir más usos potenciales de la toxina.




WEREQUE, LA PLANTA MEXICANA QUE PODRÍA ACABAR CON EL CÁNCER

Por Redacción

Ciudad de México. 14 de mayo de 2019 (Ciencia MX). El mexicano Max Vidal Gutiérrez, estudiante de doctorado en la Universidade Estadual Paulista, en Brasil, desarrolla dos fitofármacos con la planta Ibervillea sonorae, mejor conocida como wereque o guareque, que gracias a su actividad antitumoral podría convertirse en una opción eficaz en el tratamiento del cáncer.

Esta planta es popular en el norte del país, principalmente en Sonora y Sinaloa, en donde ha sido usada tradicionalmente por las comunidades Mayo, Opata, Seri y Yaqui para tratar padecimientos de la piel.

Vidal Gutiérrez, quien es egresado de Universidad de Sonora (Unison), explicó que su investigación comenzó luego de conocer los resultados obtenidos por el docente Heriberto Torres Moreno, sobre moléculas presentes en la raíz de la planta con potencial actividad antitumoral, las cuales pueden ser utilizadas como marcadores en la elaboración de fitofármacos.

Detalló que hay dos etapas de gran importancia en el desarrollo de un fitofármaco: la parte química y la biológica, y que el proyecto comprende la integración de estas dos etapas haciendo uso de herramientas de química analítica, como: HPLC, espectrometría de masas y resonancia magnética nuclear.

Además, reiteró, fueron estudiados los perfiles fitoquímicos de los fitofármacos previamente diseñados para su uso en la investigación contra el cáncer.

Más adelante, cuando se realicen los estudios biológicos, se hará uso de modelos in vitro e in vivo de cáncer, para determinar la actividad antitumoral de estos dos fitofármacos, subrayó.

Las etapas química y biológica de esta investigación se encuentran respaldadas por los prestigiados investigadores Wagner Vilegas, de la Universidade Estadual Paulista y Ramón E. Robles Zepeda, de la Universidad de Sonora, resaltó Vidal Gutiérrez durante una presentación que ofreció en el marco del Seminario del Departamento de Ciencias Químico Biológicas y Agropecuarias, de la Unison, unidad Caborca.

 

Impulsan vocaciones científicas

Heriberto Torres Moreno, Julio César López Romero y Efraín Lugo Sepúlveda, docentes del campus Caborca y coordinadores del seminario, coincidieron que uno de los objetivos de esta actividad es estimular a los estudiantes de licenciatura a participar en proyectos de investigación.

“Se pretende divulgar la existencia de otras áreas de estudio donde puedan aplicar los conocimientos obtenidos en la carrera, pero sobre todo dejar claro que el programa de licenciatura en el que se encuentran, les dará las herramientas necesarias para poder realizar una carrera en el área de la investigación”, indicó Torres Moreno.

Los egresados poseen los conocimientos necesarios para cursar posgrados en áreas como Materiales, química, química orgánica, bioquímica, ciencias Químico-biológicas, ciencias de la salud y ciencias farmacéuticas, entre otras, agregó.

Explicó también que en el departamento de Ciencias Químico-Biológicas y Agropecuarias del campus Caborca se están desarrollando proyectos en conjunto con la Universidade Estadual Paulista, trabajo colaborativo que ha permitido la obtención de buenos resultados y la integración de estudiantes y profesores a estos proyectos.

“Queda siempre la invitación de nuestros docentes a participar en los proyectos de investigación, así como también a continuar asistiendo a nuestras sesiones semanales del Seminario”, concluyó.




¿QUÉ ES UN AGUJERO NEGRO?

Los agujeros negros son objetos extremadamente compactos que alguna vez fueron estrellas masivas y colapsaron debido a su propia gravedad. Como consecuencia de ello, los agujeros negros son muy densos. Si no fuera por los efectos que los agujeros negros producen sobre los objetos que están alrededor de ellos, no nos sería posible detectarlos.

Un agujero negro es un objeto celeste que posee una masa extremadamente importante en un volumen muy pequeño. Como si la Tierra estuviera comprimida en un dedal o el sol únicamente midiera 6 km de diámetro, explicó Guy Perrin, astrónomo del Observatorio de París-PSL.

Los agujeros negros, imaginados a inicios del siglo XX por el físico Albert Einstein y teorizados por su colega Stephen Hawking en los años 70 a partir de la radiación que emiten, son una masiva concentración de materia comprimida en un área pequeña que genera un campo gravitatorio que engulle todo lo que le rodea, incluida la luz.

Esta es la imagen de un agujero negro que se ha presentado en los días recientes y que ha causado un gran revuelo, considerando que para lograrla se requieren de una increíble cantidad de datos y la conjugación de imágenes de los 8 observatorios más importantes del planeta, de los cuales uno de ellos se encuentra ubicado en la Sierra Negra al Sureste de la ciudad de Puebla y por supuesto de un complejo algoritmo matemático diseñado por una joven científica del MIT. Katie Bouman.

Esta imagen fue presentada en Bruselas y simultáneamente en otras importantes ciudades del mundo, explicando que la imagen es en realidad un rompecabezas formado por varias imágenes generadas a través de ondas de radio por el proyecto “Telescopio del Horizonte de Sucesos” (EHT).

Explicaron que se trata de el agujero negro supermasivo ubicado en el centro de la galaxia M87, localizada a 53.3 millones de años luz de la Tierra, al que los científicos hacen referencia como “estrella M87”.

“Lo que vemos en la foto es la silueta, la sombra, el perfil,… es como una especie de halo, el agujero negro atrapa y desvía luz. Todo lo que haya brillante detrás del agujero negro lo vemos en el borde y por eso se ve brillante”, es la explicación dada por el científico español Eduardo Ríos, Coordinador del Departamento de Radio Astronomía/Inferometría de muy larga base del Instituto Max Planck de Bonn (Alemania).

Un agujero negro tiene un poderoso campo gravitacional que atrapa a todo lo que está cerca de él. Los científicos creen que algunas galaxias tienen grandes agujeros negros en su centro que liberan enormes cantidades de energía y que producen eventos energéticos espectaculares dentro de estas galaxias. Creen además que el combustible de los agujeros negros podría estar formado por el gas, las estrellas y el polvo que son atrapados por el agujero. El gas que es atrapado por el agujero negro cae dentro del mismo siguiendo órbitas espiraladas como si fuera un remolino. Usando espectroscopía, el Telescopio Espacial Hubble tiene la capacidad de medir la velocidad de este gas mientras gira alrededor de la entrada del agujero. La velocidad con que el gas gira es considerada la firma o la característica del agujero negro. Conociendo la velocidad del gas, se puede calcular la masa del agujero negro. ¡Se ha calculado que un agujero negro en el centro de la galaxia M87 en la constelación de Virgo, la cual está a 53.3 millones de años luz de distancia, tiene una masa igual a 3000 millones de Soles! Una forma aún más efectiva de estudiar los agujeros negros es a través del uso de observaciones en rayos X. Los rayos X tienen la capacidad de penetrar a través del gas y el polvo mejor que la luz visible. Con los datos tomados por observaciones en rayos X y el Telescopio Espacial Hubble, los científicos ahora creen que la presencia de agujeros negros explica muchos de los poderosos eventos cosmológicos que ocurren en el universo.




¿POR QUÉ UNA MÁQUINA PUEDE SUSTITUIR A UN CONTADOR, PERO NO A UN PELUQUERO?

POR PABLO RODRÍGUEZ CANFRANC

La revolución digital promete acabar con muchas profesiones y generar desempleo. La inteligencia artificial puede desempeñar muchos trabajos basados en habilidades intelectuales y, sin embargo, por ahora es incapaz de reemplazar algunas tareas físicas que realizamos los humanos. Es lo que se conoce como la paradoja de Moravec.

La sustitución de trabajadores humanos por máquinas en el entorno laboral, y la pérdida de empleos consecuente, es una de las grandes preocupaciones de las sociedades actuales. El vertiginoso avance de la tecnología parece habernos tomado por sorpresa, y no parecemos ser capaces de dar una respuesta social y política a la perspectiva catastrofista de un futuro cercano caracterizado por el desempleo masivo.

En 2013, dos académicos de la Universidad de Oxford, Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne, abrieron la caja de Pandora con un estudio que postulaba que prácticamente la mitad de los empleos de Estados Unidos podían ser desempeñados por máquinas. En concreto, en el trabajo calculaban la probabilidad de que una determinada ocupación pueda ser automatizada. Los medios dieron a las conclusiones del trabajo un barniz apocalíptico, al sugerir, en ciertos titulares, que los robots iban a sustituir al 47% de los trabajadores del país.

La realidad es mucho más compleja y, aunque efectivamente la inteligencia artificial tiende a desplazar la mano de obra humana, no está tan claro en qué medida y a qué empleos afectará más directamente. Para Frey y Osborne, solamente las ocupaciones muy creativas se librarán de ser automatizadas; otros en cambio extienden el reino del maquinismo incluso a campos que parecían acotados en exclusiva para el ingenio humano, como la redacción periodística.

Trabajos más recientes han matizado la visión negativa. Pascual Restrepo de la Universidad de Boston y Daron Acemoglu del MIT, presentaron a principios del pasado año un análisis en el que concluyen que los aumentos de la productividad derivados del maquinismo compensaran en gran medida la pérdida de empleo.

En el marco conceptual que contemplan, la tendencia en la misma: la inteligencia artificial reemplaza la mano de obra y desplaza a los trabajadores. Sin embargo, defienden la existencia de una serie de fuerzas que compensan esa destrucción. La automatización reducirá los costos de producción e impulsará la productividad, además de favorecer la acumulación de capital y de permitir el desarrollo de nuevos avances tecnológicos en las máquinas ya en funcionamiento. Para los autores, estos factores tendrán efectos positivos sobre la aparición de tareas intensivas en mano de obra, equilibrando la pérdida de empleo.

En cualquier caso, la visión ortodoxa prevé, en primer lugar, la destrucción del empleo menos cualificado –basado en tareas repetitivas y en gran medida manuales- y más adelante, a medida que las máquinas más inteligentes van avanzando en sofisticación, también la sustitución de cada vez más trabajadores especializados. Numerosas actividades financieras y de seguros o la atención al cliente, por poner dos ejemplos, son susceptibles de ser realizadas por algoritmos informáticos.

Y, sin embargo, parece ser que mientras que las máquinas son muy buenas acometiendo funciones que para los humanos suponen retos intelectuales, fallan bastante en actividades relacionadas con la percepción, la motricidad y la destreza fina. Sorprendentemente, esto podría implicar que muchos empleos manuales que requieren muy poca cualificación –como peluquero, limpiador o jardinero- podrían resistir el empuje de la automatización y seguir siendo desempeñados por humanos. Es lo que se conoce como la paradoja de Moravec.

 

La paradoja de Moravec

Hans Peter Moravec es un experto austriaco en robótica del Robotics Institute de la Carnegie Mellon University, en Pittsburgh, Pennsylvania. En la década de los ochenta, desarrolló, junto con Rodney Brooks y Marvin Minsky, una teoría según la cual, mientras que resulta relativamente fácil -o por lo menos alcanzable- aplicar con éxito la inteligencia artificial para reproducir las habilidades intelectuales de los humanos, en cambio, resulta muy complejo programar en un robot nuestra capacidad de percepción y nuestras habilidades sensomotoras.

En suma, lo que Moravec defendía –y parece que treinta años después sigue teniendo razón- es que resulta mucho más sencillo crear algoritmos de inteligencia artificial para llevar a cabo tareas basadas en el cálculo y las matemáticas, que robots inteligentes que sean capaces de interactuar físicamente con el entorno.

O dicho de otra manera más gráfica, como dejó escrito el propio Moravec en su libro de 1988 Mind Children: “Es comparativamente fácil crear ordenadores que presenten un nivel adulto en la ejecución en tests de inteligencia o jugando a las damas, y difícil o imposible el dotarles de las habilidades de percepción y movilidad de un bebe de un año”.

Una máquina inteligente nos supera en capacidad de cálculo; puede procesar millones de datos y establecer un dictamen en tiempo record -como, por ejemplo, al analizar e identificar patrones de síntomas de enfermedades más rápido que un médico-, pero le cuesta sobremanera andar a dos patas como los humanos (a pesar de los avances realizados en este campo por empresas Boston Dynamics) o coger de una estantería objetos de distintas formas o tamaños, con la naturalidad con la que lo hacemos nosotros.

Hans Moravec achaca esta paradoja a la evolución de las partes motoras y sensoriales del cerebro humano, un proceso que ha durado de miles de años, y que nos ha dotado de la experiencia que tenemos sobre el mundo físico que nos rodea y de la capacidad para sobrevivir en él. Por el contrario, el proceso que conocemos como razonamiento es la “más fina capa de barniz” de la mente humana, y su efectividad se basa en el mucho más poderoso conocimiento sensomotor -, que ponemos en práctica continuamente, de manera inconsciente, en nuestra vida diaria.

 

Acerca de la destreza robótica

La percepción de las máquinas, algo que ciertamente constituía un tema pendiente en la época en que Moravec anunció su teoría, ha evolucionado de manera espectacular en las primeras décadas de este siglo. Tanto los sistemas de reconocimiento de voz –presentes en nuestros móviles y altavoces inteligentes-, como las tecnologías de identificación de imágenes, han mejorado notablemente la forma en que los sistemas inteligentes se relacionan con su entorno y con nosotros los humanos.

La destreza física es otro tema. Los fabricantes de robots suelen vender el término “destreza” como una ventaja competitiva del producto. Sin embargo, es muy difícil establecer un nivel de destreza estándar –incluso los propios expertos suelen manejar distintas definiciones de este concepto- y, resulta quizá más adecuado, fijarse en las tareas específicas que debe realizar el autómata a la hora de establecer sus habilidades.

De esta forma, de cara a establecer el nivel de destreza que necesita un robot para manipular objetos, hay que tomar en consideración cuestiones como las siguientes:

  • El tamaño de los objetos: ¿cómo son de pequeños? ¿son todos del mismo tamaño o no? ¿cómo afecta lo anterior a la capacidad de alcanzarlos del robot?
  • La forma de los objetos: ¿qué forma tienen? ¿tienen complicadas aristas o son una forma geométrica simple? ¿son esféricos y, en consecuencia, difíciles de agarrar?
  • La estrategia de agarrado: ¿existen distintas formas para agarrar el objeto? ¿se trata de objetos delicados que requieran una manera especial de ser manipulados?
  • Alcance: ¿cuánto tiene que alargarse el robot para alcanzar los distintos puntos de su espacio de trabajo? ¿es necesario utilizar todo el espacio de trabajo del robot o solo una parte? ¿debe aproximarse a una localización determinada desde distintos ángulos?
  • Velocidad: ¿a qué velocidad debe realizar cada acción?

La complejidad que requiere preparar a un sistema inteligente para realizar determinadas acciones físicas podría justificar que las ocupaciones relacionadas con ellas sigan siendo desempeñadas por trabajadores humanos.

 

Consecuencias para el mercado de trabajo

Los algoritmos de inteligencia artificial de esta primera mitad del siglo veintiuno amenazan directamente a los trabajadores cualificados, especialmente del sector servicios. Se trata de ocupaciones muy dependientes del manejo de datos –contables, auditores, tomadores de seguros, meteorólogos, e incluso, empleados del comercio minorista o profesiones relacionadas con la atención al cliente…-, que constituyen un campo en el que el aprendizaje automático de las máquinas demuestra su eficiencia y en donde supone un ahorro de costes respecto a la mano de obra humana.

Otras de las candidatas a la automatización son las ocupaciones que demandan muy baja cualificación y que están basadas en tareas repetitivas. Pero en cambio, en muchos otros trabajos manuales, no es tan fácil aplicar máquinas.

 

La adaptación de los robots para realizar determinadas tareas es muy lenta y trabajosa.

Un algoritmo para realizar una tarea cognitiva es un software muy sofisticado que, una vez desarrollado y testado, puede distribuirse a usuarios de todo el mundo sin apenas coste. Un robot, en cambio, es algo bastante más complejo, que requiere la imbricación adecuada de la ingeniería mecánica, la inteligencia artificial aplicada a la percepción y la capacidad de manipulación fina. Una vez que es fabricado, debe ser probado y ajustado, y cuando es vendido, requiere ser transportado, instalado y mantenido allá donde opera. Todo esto complica y ralentiza la difusión de la robótica.

De esta forma, la inteligencia artificial tiende a eliminar, en primer lugar, los trabajos manuales más simples y, después, aquellos que están basados, aunque sea implícitamente, en los datos y el álgebra, es decir, en el manejo de información. Y estos últimos empleos son los que tradicionalmente ha desempeñado la clase media –empleos de cuello blanco generadores de rentas intermedias-, lo que lleva a algunos a afirmar que la revolución tecnológica está “vaciando la clase media”.

 

La destrucción de las clases medias

El ritmo de innovación ya no solamente afecta a los trabajadores menos cualificados, como en la Revolución Industrial; ahora los sistemas inteligentes amenazan directamente con eliminar muchos trabajos cualificados, lo que puede condenar –en el peor de los escenarios- a las clases medias de las sociedades avanzadas al desempleo crónico y la pobreza.

Por otro lado, seguirán creándose empleos manuales en ocupaciones difíciles de robotizar, y de esta manera se produce una polarización de la sociedad. Todo ello dentro de un nuevo orden mundial, como predice el experto taiwanés Kai-Fu Lee, dominado por China y Estados Unidos, en el que cualquier nación que no haya llegado a despuntar en el campo de la inteligencia artificial quedará relegada a un segundo plano.

Este excedente del mercado de trabajo en lo que el historiador israelí Yuval Noah Harari ha definido como la “clase inútil”. Se trata de grandes porcentajes de la población incapaces de obtener un empleo remunerado dentro de un nuevo mercado de trabajo dual caracterizado, por una parte, por la existencia de empleos muy especializados y muy bien remunerados ocupados por unos pocos, y por otra, por una demanda de trabajadores manuales que, dado el exceso de mano de obra, ofrece salarios muy bajos y condiciones precarias.

 

Las profesiones automatizables

El experto en inteligencia artificial anteriormente citado Kai-Fu Lee ha llevado a cabo un ejercicio de predicción del riesgo de desaparición de las distintas profesiones, en su reciente libro AI Superpowers. China, Silicon Valley and the New World Order.

Para ello, las clasifica en cuatro grupos: las que están en zona de peligro, las que tienen un barniz humano (human veneer), a las que considera que la automatización se les va acercando “reptando lentamente” (slow creep) y las que están en una zona de seguridad.

A su juicio, las ocupaciones clasificadas como en zona segura no corren ningún riesgo a medio plazo de ser desempeñadas por máquinas. En el caso de aquellas basadas en el trabajo físico, serían las que requieren una gran destreza en un entorno no estructurado, lo que dificulta el uso de robots, y que además tienen un componente de habilidades sociales. Entre los ejemplos señalados, están los cuidadores de personas mayores, peluqueros, fisioterapeutas, o educadores de perros.

Por su parte, las profesiones basadas en el trabajo cognitivo que están fuera de peligro son aquellas que demandan creatividad o estrategia, y habilidades sociales, como, por ejemplo, cargos directivos, psiquiatras, directores de relaciones públicas, trabajadores sociales o abogados criminalistas.

En la zona de peligro de las profesiones más físicas, nos presenta aquellas que no requieren mucha destreza manual, que se desarrollan en un ambiente estructurado y que no dependen de habilidades sociales. Son fácilmente automatizables en un futuro cercano los perfiles como los de los cajeros, los empleados de locales de comida rápida, cocineros, conductores, horticultores o trabajadores de la industria textil, entre otros.

Las tareas intelectuales que no requieren demasiadas habilidades sociales y que pueden ser desempeñadas por algoritmos son las relacionadas con profesiones como las de radiólogo, traductor, las que tienen que ver con la atención al cliente, asesor fiscal, tomador de seguros, telemarketing o las relacionadas con servicios financieros, como la concesión de préstamos.

Después de la zona de peligro y de la zona de seguridad, aparecen dos categorías más ambiguas. La que Kai-Fu Lee denomina con barniz humano, incluye profesiones basadas en tareas que ya pueden realizar las máquinas, pero que la interacción social que requieren impide automatizarlas en masa. En el caso de los trabajos manuales, serían empleos como los relacionados con la hostelería, como barman, camarero o recepcionista. Por la parte de los intelectuales, hablaríamos de profesores, médicos generalistas, guías turísticos o asesores financieros, entre muchos otros.

Finalmente, el grupo bautizado como slow creep, incluye trabajos que no requieren importantes habilidades sociales, pero sí una destreza manual y capacidad para desenvolverse en entornos no estructurados, en el caso de profesiones físicas, y de creatividad, en el de las intelectuales. Con el tiempo, el desarrollo de las máquinas probablemente conseguirá desplazar a los trabajadores de estos empleos. Serían, en el caso de las tareas físicas, ocupaciones como taxista, fontanero, trabajadores de la construcción, limpiador o mecánico aeroespacial. Y en el caso de las intelectuales, hablaríamos de científicos, artistas, investigadores médicos, diseñadores gráficos, analistas legales y financieros o redactor periodístico.

 

Notas.

Elliott, L. (2017) “Robots will not lead to fewer jobs – but the hollowing out of the middle class” en The Guardian. Disponible en: https://www.theguardian.com/business/2017/aug/20/robots-are-not-destroying-jobs-but-they-are-hollow-out-the-middle-class

Bibliografía

Acemoglu, D. y Restrepo, P (2018) “Artificial Intelligence, Automation and Work”. Disponible en: https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3098384

Ashley, H. (2018) “Moravec’s Paradox Is Why the Easy Stuff Is Hardest for Artificial Intelligence” en Curiosity. Disponible en: https://curiosity.com/topics/moravecs-paradox-is-why-the-easy-stuff-is-hardest-for-artificial-intelligence-curiosity/

Bathia, R. (2018) “Understanding Moravec’s Paradox And Its Impact On Current State Of AI” en Analytics India Magazine. Disponible en:  https://www.analyticsindiamag.com/understanding-moravecs-paradox-and-its-impact-on-current-state-of-ai/

Benedikt Frey, C. y Osborne, M. A. (2013) “The future of employment: ¿how susceptible are jobs to computerisation?” Disponible en: https://www.oxfordmartin.ox.ac.uk/downloads/academic/The_Future_of_Employment.pdf

Elliott, L. (2017) “Robots will not lead to fewer jobs – but the hollowing out of the middle class” en The Guardian. Disponible en: https://www.theguardian.com/business/2017/aug/20/robots-are-not-destroying-jobs-but-they-are-hollow-out-the-middle-class

Lee, Kai-Fu (2018) “AI Superpowers. China, Silicon Valley and the New World Order”. Houghton Mifflin Harcourt. Boston-NewYork, 2018.

Montes. L. (2018) “Los robots han llegado: estos son los trabajos que pueden ser sustituidos” en Business Insider. Disponible en: https://www.businessinsider.es/robots-han-llegado-estos-son-trabajos-que-pueden-ser-sustituidos-202076

Owen-Hill, A. (2019) “How Much Dexterity Does a Robot Need?” en Robotiq. Disponible en: https://blog.robotiq.com/how-much-dexterity-does-a-robot-need

Stanek, M. (2017) “Moravec’s paradox” en Medium. Disponible en: https://medium.com/@froger_mcs/moravecs-paradox-c79bf638103f

Tornafoch Yuste, X. (2019) “La Historia nos recuerda los efectos del paro y la precariedad laboral” en The Conversation. Disponible en: https://theconversation.com/la-historia-nos-recuerda-los-efectos-del-paro-y-la-precariedad-laboral-113134




HOY ES EL ANIVERSARIO NÚMERO 30 DE LA WEB.

Para muchos la www (World Wide Web) y el internet son lo mismo, sin embargo, no son la misma cosa.

Mucha gente confunde la web con internet. Pero internet ya existía antes que la web.

Normalmente, cuando visitas una página web, la dirección comienza con tres letras: WWW. Son las siglas de World Wide Web (o web).

Existe desde 1989, cuando un físico del CERN (Centro Europeo de Física Nuclear) llamado Sir Tim Berners-Lee presentó su primera propuesta para la web, un invento que cambiaría el mundo por completo.

 

Tim Berners-Lee inventó la primera página web y tenía uso científico.

En septiembre de 1990 llegaron las computadoras, y en la Navidad de ese año la World Wide Web ya estaba completamente viva y activa. Eso fue posible gracias a un invento anterior: internet.

 

Internet existía antes que la web

Internet es una inmensa red de computadoras alrededor de todo el mundo conectadas entre sí.

En cambio, la web (la World Wide Web) es una enorme colección de páginas que se asienta sobre esa red de computadoras.

Así que cuando navegas a través de tu celular o computadora usas internet para acceder a la web.

Sin embargo, aunque internet ya existía antes nadie antes había desarrollado una forma conectar la internet con todos los documentos y datos que ahora hay en ella.

Berners-Lee encontró un sistema eficiente de usar esas conexiones creando páginas web para compartir información.

 

¿Cómo y cuándo nació internet?

  • Los orígenes de internet se remontan a la Guerra Fría. Fue parte de un proyecto de investigación dentro de un ámbito militar.
  • En la década de 1960el científico estadounidense Licklider Joseph escribió una serie de memorandos para desarrollar la tecnología que permitiría establecer la primera conexión a distancia entre computadoras.
  • Licklider Joseph llamó a este concepto "Red galáctica", un conjunto de computadoras globalmente interconectadas para acceder rápidamente a programas y datos.
  • Él dirigía el programa de investigación informática de DARPA (la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de EE.UU.), que comenzó su actividad en octubre de 1962.
  • En 1966 se creó ARPANET, que más tarde evolucionaría hasta convertirse en la actual internet.

Fuentes: Internet Society/Nodo 50

 

La web necesita internet para funcionar

En cierto modo internet equivaldría a la infraestructura —las carreteras de países de todo el mundo— mientras que el contenido de las páginas web es los que viajan sobre esa infraestructura —los autos, camiones, autobuses— que transportan información.

Las tiendas, las empresas, los cafés... que se asientan sobre esas vías para que los ciudadanos (los internautas) puedan entrar en las páginas web serían los servidores que las alojan.

Si no existiera internet, nadie podría comunicarse a través de la World Wide Web porque no habría manera de enviar esos datos.

Y sin la World Wide Web, la mayoría de nosotros encontraríamos extremadamente difícil (y mucho más costoso) acceder a toda la información que tenemos disponible hoy día.




NANOTECNOLOGÍA

Piensa en pequeño. No, más pequeño -- piensa en nano. Achícate a la "nano escala", podrías ver los átomos que forman todo y poder moverlos. Los científicos especialistas en nanotecnología crean nuevos dispositivos moviendo átomos y moléculas.

¿Qué es la nanotecnología?




¿CÓMO AYUDAR A LOS MENORES PARA QUE REALICEN UN USO RESPONSABLE DE LA RED?

Desde que los estudiantes se enfrentan por primera vez a un dispositivo conectado a Internet es necesario que sepan cómo hacer un uso responsable de él. Es una tarea que deben llevar a cabo docentes y familias.

El uso de Internet es una práctica mayoritaria entre los menores. En concreto, hasta un 95,1% de los niños y niñas con edades anteriores a los 10 años emplean esta herramienta de forma habitual; una cifra que se extiende hasta el 98% entre los 16 y los 24 años, según la última Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares del Instituto Nacional de Estadística, publicada el pasado año.

 

En hogares

Información sobre la condición de disponibilidad de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en los hogares y de su uso por los individuos. Entre otras tecnologías, se incluye información sobre hogares con computadora, acceso a Internet y acceso a señal de televisión de paga. Para los individuos se genera información sobre la cantidad de usuarios de computadora, Internet y telefonía celular, de acuerdo con características demográficas de edad, sexo, nivel de escolaridad, entre otras.

DISPONIBILIDAD Y USO DE TIC

Indicadores sobre disponibilidad y uso de TIC

2015

2016

2017

Hogares con computadora

44.9

45.6

45.4

Hogares con conexión a Internet

39.2

47

50.9

Hogares con televisión

93.5

93.1

93.2

Hogares con televisión de paga

43.7

52.1

49.5

Usuarios de computadora con 6 años o más

51.3

47

45

Usuarios de Internet con 6 años o más

57.4

59.5

63.9

Usuarios de computadora como uso de apoyo escolar

51.3

52.2

46.8

Usuarios de Internet que lo utilizan para transacciones comerciales

12.8

14.7

20.4

Usuarios de Internet desde fuera del hogar

29.1

20.5

16.7

 

Hogares con computadora

Hogares con conexión a Internet

Por eso, familias y docentes deben concienciarse de que es necesario educar a los menores en un buen uso de Internet y las redes sociales para garantizar su seguridad y evitar situaciones de riesgo como el bullying, el sexting, la pederastia o la trata de menores.

 

Lo más importante, saber qué es Internet

El primer paso para ello es que tanto adultos como adolescentes y niños tengan muy clara la definición de Internet y cuál es su papel dentro de la sociedad actual. Y es que, en la actualidad, este desconocimiento es uno de los motivos principales de que sea inseguro: “Internet es peligroso en la medida en que se desconocen sus riesgos y no se sabe protegerse de ellos, ni siquiera prevenirlos”, afirma David Cortejoso, docente y experto en riesgos de las TIC.

Manuel Ransán, coordinador de Internet Segura for Kids, y Cristina Gutiérrez, experta en IS4K, departamento del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad, en España), están de acuerdo. “Se trata de un entorno como la propia calle, en la que hay muchas oportunidades para explorar y disfrutar, pero en la que también hay riesgos de los que protegerse”. Por lo tanto, se debe trasladar en todo momento que la red requiere aprendizaje y supervisión adulta con el objetivo de que un día lleguen a tener autonomía, como pasa en el mundo real. (Situaciones similares a muchos países).

familia internet

 

Familia y colegio unidos

Siguiendo en esta línea, en el entorno familiar comenzarán los primeros ‘tropiezos’ con el mundo virtual. Aquí, la tarea indispensable será la supervisión, la orientación y el establecimiento de controles y límites, mientras que el entorno educativo deberá ayudar a construir una experiencia digital satisfactoria. En este sentido, la familia al dar su consentimiento en redes sociales y páginas web, deberá conocer cuál es la política de privacidad. Hasta que los menores adquieran esa autonomía que les permita navegar de forma segura, los padres y docentes pueden usar alguna herramienta de control parental con la que observar qué hace cuando accede a Internet, así como restringir contenidos.

Es de vital importancia que tanto en casa como en clase se fomente, tal y como confirman Manuel Ransán y Cristina Gutiérrez, “un uso equilibrado de las tecnologías, el impulso de las relaciones sociales y el espíritu crítico, el conocimiento de configuraciones de privacidad y seguridad y, si llegase el caso, el conocimiento para saber a quién se puede acudir ante una problemática de este tipo”.

Los expertos recomiendan inculcar la mentalidad de que nunca deben ceder sus datos a terceros ni a extraños, así como aconsejar que solo acepten a gente conocida en su lista de amigos, hablarles y educarles en temas de ciberacoso o grooming (pederastia), hacerles entender que el smartphone, el ordenador y la tableta no son juguetes y que deben usarlos con moderación o vigilar el origen de las aplicaciones que descargan, entre otros.

 

En la práctica

Para llevar a la práctica este aprendizaje, existen diferentes recursos para enseñarlo de forma divertida. Entre ellos, páginas web lúdicas y educativas con diferentes juegos y propuestas para aprenderlo, juegos gratuitos, como el propuesto por el Observatorio de Seguridad del Internauta o vídeos como el de Pantallas Amigas con el que podrán aprender diez puntos a tener en cuenta a la hora de utilizar Internet con seguridad.

Además, Ransán y Gutierrez han creado una guía dirigida a padres y docentes en la que se exponen diferentes consejos para ellos mismos y la versión adaptada al público infantil. Con la misma pretenden que todos aprendan lo más importante a tener en cuenta para una navegación segura y sepan trasladarlo de forma correcta a los niños. Así, por ejemplo, el punto que aconseja acudir siempre a sitios oficiales para comprar online, se puede trasladar diciendo que siempre es mejor comprar en Internet con la compañía de un adulto.

tabla consejos

 

Enlaces sospechosos, un problema en auge

Dentro de la misma lista, se incluyen consejos para evitar los enlaces sospechosos, una de las mayores problemáticas en la actualidad. Debido a su gran gancho, son muchos los menores que acceden a páginas de contenido ilegal o inapropiado.

Este es uno de los consejos que lanza IS4K a adultos y que pueden trasladar a los menores diciendo que “en Internet no todo es lo que parece. Si me ayudan a descargar online, no tendré problemas”.

Lo lógico a tener en cuenta en esta dinámica es fomentar la revisión de autores y fuentes, la fecha de una noticia o priorizar las páginas oficiales después de hacer una búsqueda en varios navegadores sobre un mismo hecho. En esta línea, todos deben saber que no es recomendable compartir contenido de cuya seguridad no están extremadamente seguros.




VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA MONEDA VIRTUAL

Era el año 2008 cuando las bolsas de valores de regiones como Estados Unidos, Europa y la zona Asia-Pacífico comenzaron su caída en picada. ¿La razón? La crisis hipotecaria de Estados Unidos.

Ante un escenario inestable económicamente, desarrolladores y especialistas de las ciencias de la computación lanzaron internacionalmente el Bitcoin, una criptomoneda o moneda virtual, que si bien no era la primera en existir, sí resolvía los problemas de sus antecesoras.

Por una parte, ayudaba a reducir el pago de impuestos en las compras, aumentaba la seguridad en las transacciones financieras y evitaba el problema de los tipos de cambio de las monedas nacionales.

A casi una década, existen más de una treintena de criptomonedas en el mercado que son utilizadas para comprar diferentes bienes y servicios en todo el mundo. ¿Significa que se están posicionando como una opción en la economía del futuro?

 

Encriptando la economía

Las monedas tradicionales de los bancos nacionales adquieren el respaldo a su valor a partir de las balanzas de pagos, reservas de petróleo, metales preciosos como el oro y la plata o alguna otra divisa.

“Las criptomonedas no están relacionadas con reservas a nivel nacional o internacional que las respalde, sino que varían su valor de acuerdo con las transacciones que están representando y de qué tanto son solicitadas”, explica el actuario Fabián Romo Zamudio, director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de la UNAM.

  • Para crear una criptomoneda, es necesario integrar bases de datos múltiples en diversos servidores, con algoritmos, programas, códigos e instrucciones para registrar y encriptar las operaciones.        

Las personas pueden acceder a algunos portales financieros para comprar cierta cantidad de criptomonedas, o fracciones de ellas, con cargo a su tarjeta de crédito o cuenta de débito y pagar productos, servicios o cambiarlos por otras criptomonedas o alguna divisa internacional.

Todas las transacciones que se hacen con las criptomonedas se registran en las cadenas de bloques, es decir, en bases de datos o libros contables digitales.

De acuerdo con el experto en computación, esa cadena de bloques se replica en varios servidores que se encuentran distribuidos en todo el mundo y se van actualizando a lo largo del día de acuerdo a las transacciones que se realicen.

Esta característica evita que se pierda información en caso de que algún servidor se encuentre comprometido por cuestiones de seguridad o que se haya corrompido su base de datos o su libro de mayor.

“La característica más importante de esto es que la transacción se encripta, es decir, se codifica la información con una sola llave de activación o de consulta de la información, la cual es compartida entre los diversos servidores que forman parte de la cadena de bloques”, explica Romo Zamudio.

En las operaciones con criptomonedas, como en el caso del Bitcoin, no puede ser rastreado quien las compró ni qué tipo de transacciones está haciendo. Esta característica ha generado que en algunos países no se acepte el uso de las criptomonedas, ya que el anonimato puede evitar que se rastreen actividades ilegales.

 

Un arma de dos filos

El valor de la criptomoneda no está sujeto a cuestiones de economía nacional, sino a su demanda, por lo que su precio varía en espacios muy cortos y ocasionando pérdidas o ganancias en muy poco tiempo.

Además, con la llegada de las computadoras cuánticas, precisa el experto en sistemas computacionales, se estima que los códigos criptográficos se descifren de manera muy rápida, lo que podría llevar a que una de las características de la criptomoneda, que es encriptar el proceso, se vea comprometido y pueda descifrarse quién hace las transacciones, su origen y su destino.

 

Perspectivas a futuro                                    

Aunque el impacto de las criptomonedas aún es minúsculo comparado con las monedas tradicionales, en los últimos tres años se estima que ha crecido en un 120%, por lo que surgen opiniones sobre su futuro.

Mientras algunos ven su avance como un augurio de su futuro dominio en las transacciones a nivel mundial, otros estiman que aunque en los próximos años no desaparecerán, sí seguirán teniendo un nicho acotado de manejo. 

 

Las criptomonedas

  • Como cualquier moneda, tienen una equivalencia en otra divisa, como dólares, euros o pesos.
  • No existen físicamente, no hay algo en billete o metálico que los represente, sino que solo existen como transacciones que se registran a través de una tecnología en línea que se denomina cadena de bloques.
  • Sirven para realizar transacciones financieras a nivel nacional o internacional.

Ciencia UNAM.




UNESCO: 11 DE FEBRERO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Y LA NIÑA EN LA CIENCIA

 

El 22 de febrero de 2015, la Asamblea General decidió establecer un Día Internacional anual para reconocer el rol crítico que juegan las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología a través de la Resolución  A/RES/70/212.

La igualdad entre hombres y mujeres es una prioridad global de la UNESCO, y el apoyo a las jóvenes, su educación y su plena capacidad para hacer oír sus ideas son los motores del desarrollo y la paz.

La ciencia y la igualdad de género son fundamentales para el desarrollo sostenible. Aun así, las mujeres siguen encontrando obstáculos en el campo de la ciencia: menos del 30% de investigadores científicos en el mundo son mujeres.

Hacer frente a algunos de los mayores desafíos de la Agenda para el Desarrollo Sostenible -desde la mejora de la salud hasta el cambio climático-dependerá del aprovechamiento de todos los talentos. Eso significa conseguir introducir a más mujeres en estos campos. La diversidad en la investigación amplía el número de investigadores talentosos, aportando una nueva perspectiva, talento y creatividad.

El día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia que se celebra cada año el 11 de febrero, fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas. Este día es un recordatorio de que las mujeres y las niñas desempeñan un papel fundamental en las comunidades de ciencia y tecnología y que su participación debe fortalecerse. La celebración de este día está dirigida por la UNESCO y ONU-Mujeres, en colaboración con instituciones y miembros de la sociedad civil que promueven el acceso y la participación de mujeres y niñas en la ciencia.

 

MENSAJE DE LA DIRECTORA GENERAL

"Estamos decididos a promover una nueva generación de mujeres y niñas científicas, para hacer frente a los grandes desafíos de nuestro tiempo. Si aprovechamos la creatividad e innovación científicas de todas las mujeres y niñas e invertimos adecuadamente en el carácter inclusivo de la educación en CTIM, la investigación y el desarrollo y los ecosistemas de CTI, tenemos una oportunidad sin precedentes para utilizar el potencial de la cuarta revolución industrial en beneficio de la sociedad. "

Mensaje conjunto de la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, y la Sra. Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU-Mujeres, con motivo del Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia 2019

 

SÓLO 28 POR CIENTO DE LOS INVESTIGADORES DEL MUNDO SON MUJERES

 

  • Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia
  • Es cuestión de tiempo, y no demasiado, para que haya un equilibrio: Alejandro Frank, coordinador del C3 y fundador del Programa PAUTA
  • Para ellas hay un “techo de cristal”; la presencia femenina es menor a medida que se eleva el nivel de estudios, expuso Gloria Delgado Inglada, del Instituto de Astronomía de la UNAM
  • En México permitimos una fuga de cerebros mucho más importante: la de millones de niños que nunca se enteraron de la existencia de disciplinas científicas

 

Las mujeres constituyen sólo 28 por ciento de los investigadores en el mundo; continúan subrepresentadas en la investigación y el desarrollo en todas las regiones. No obstante, es cuestión de tiempo para que haya un equilibrio, expusieron académicos de la UNAM.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, para lograr que tengan acceso y participación plena y equitativa en la ciencia. Gloria Delgado Inglada, del Instituto de Astronomía (IA); Carolina Keiman, técnica académica de la misma entidad; y Alejandro Frank, coordinador del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), hablaron al respecto.

 

Alejandro Frank, coordinador del C3 de la UNAM, Gloria Delgado Inglada, investigadora del IA y Carolina Keiman, técnica académica del IA.

 

Fuga de cerebros

Alejandro Frank, también fundador del Programa Adopte un Talento (PAUTA), advirtió que en México dejamos que suceda una fuga de cerebros mucho más importante que la más conocida –la de recursos humanos bien preparados que se van a otros países–, y es la de millones de niños que nunca se enteraron, porque no tenían manera, de que existen disciplinas científicas a las cuales podían dedicarse y contribuir al desarrollo del país.

El Instituto de Estadística de la UNESCO señala que si bien hay más mujeres que se matriculan en la universidad, son relativamente pocas las que escogen una carrera científica. Existen numerosos obstáculos asociados a estas trayectorias educativas, desde los estereotipos que afrontan las niñas hasta las responsabilidades familiares y los prejuicios que enfrentan las mujeres en el momento de elegir su campo de estudio.

No obstante, consideró que la brecha de género en los sectores de la ciencia y la tecnología se ha ido cerrando. En la UNAM, por ejemplo, hay áreas en donde ellas ya son mayoría al momento del ingreso a la licenciatura, como química o medicina; sin embargo, no ocurre así en otros campos, como cómputo y física.

Entre los investigadores y profesores aún es mayor la participación de los hombres, “pero es cuestión de tiempo, y no demasiado, para que veamos un equilibrio y hasta un dominio femenino en algunas áreas que tradicionalmente eran masculinas”.

Las mujeres, opinó el investigador emérito del Instituto de Ciencias Nucleares e integrante de El Colegio Nacional, han demostrado tener capacidad en todas las áreas del conocimiento, así como la pasión y la intuición necesarias para destacar.

 

Techo de cristal

Cuando los niños son pequeños, sin importar el género, son curiosos; pero conforme crecen pierden el interés por las ciencias. “No sé si sea lo que ven en la televisión o lo que escuchan en casa o la escuela”, dijo Delgado Inglada.

Para las niñas y las mujeres hay un “techo de cristal”. En porcentaje, la presencia femenina es menor a medida que se eleva el nivel de estudios. La carrera de los varones va en ascenso siempre, a diferencia de la de ellas, que registra bajas cada vez que tienen hijos. “Es curioso que ese hecho, que es cosa de dos, en principio sólo afecte negativamente a la mujer”.

La especialista en Astrofísica, maestra y doctora en Ciencias por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE, Puebla), expuso que en el IA el porcentaje de investigadoras oscila entre el 28 y 30 por ciento. El número ha crecido, pero muy poco, así que “todavía queda mucho por hacer”.

A pesar del esfuerzo de la comunidad internacional para promover la participación femenina en esas áreas, siguen enfrentando barreras que les impiden participar plenamente. De acuerdo con un estudio realizado en 14 países, la probabilidad de que las estudiantes terminen una licenciatura, una maestría y un doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es del 18, 8 y 2 por ciento, respectivamente, mientras que la probabilidad para los estudiantes masculinos es del 37, 18 y 6 por ciento.

Dentro de la ciencia, añadió Delgado, hay carreras que se asocian más con las mujeres, como biología, y otras con los hombres, como física. “No sé por qué, porque nuestro cerebro es igual, y la única diferencia está en nuestra manera de atacar problemas, de resolverlos, lo que en realidad debería ser muy bueno para complementarnos y desarrollar trabajo en equipo”.

 

Disparidad

Según el Instituto de Estadística de la UNESCO, sólo uno de cada cinco países ha alcanzado la paridad de género, al lograr que entre 45 y 55 por ciento de sus investigadores sean mujeres. En México la cifra es de 33 por ciento.

En nuestro territorio las investigadoras generalmente trabajan en los sectores académico y público, mientras que los hombres predominan en el sector privado, que tiende a ofrecer mejores salarios y oportunidades.

En el periodo 1984-2016, el número de investigadores en el Sistema Nacional de Investigadores pasó de mil 396 a 25 mil 072. Del primer total, mil 143 (81.9 por ciento) eran varones, y 253 (18.1 por ciento) mujeres. La diferencia se ha acortado con los años, pero la distancia aún es considerable. Tan solo en 2016 eran 15 mil 992 contra nueve mil 80 (Carlos E. Rodríguez, “El Sistema Nacional de Investigadores en números”, Foro Consultivo Científico y Tecnológico, 2016).

En la mayoría de las naciones las investigadoras se concentran en las ciencias sociales y permanecen subrepresentadas en ingeniería y en carreras tecnológicas. Como una manera de “emparejar la cancha”, se debe alentar a las niñas para que estudien matemáticas y ciencias, establece el organismo internacional.

 

Interés temprano

PAUTA es un proyecto con más de 10 años de existencia que ha tocado y motivado a miles de niños. “Hemos intentado infectarlos del amor al conocimiento”, resaltó Frank. ¿Cómo puede saber un pequeño con talento para la ciencia si nunca se ha metido a una ‘piscina científica’? El programa se dedica a crear esos espacios en donde los pequeños puedan echarse un “clavado” y descubran “lo maravilloso que es la ciencia, entender, comprender, y que las ciencias no son espantosas, sino emocionantes y maravillosas”.

En el Programa, relató, hemos sido “ciegos” al género, pero han entrado tantas niñas como niños; es notoria la presencia de las pequeñas en las ferias de ciencia que se organizan. Son tantas como los varones, si no es que más.

En Chiapas, en conjunto con la Fundación SM, se cuenta con un programa específico para mujeres: chicas triplemente discriminadas por ser mujeres, indígenas y pobres. “Localizamos a decenas de niñas excepcionales, con un enorme deseo de aprender”. Los resultados han sido positivos, y las alumnas del bachillerato y universidad reciben becas y participan en diversas actividades.

Gloria Delgado destacó que es necesario acercar a las niñas a la ciencia y, en especial, a las que viven fuera de las grandes ciudades, en zonas rurales, en donde quizá ni siquiera saben que se pueden dedicar a algo así; “igual ven el cielo, se hacen una pregunta, pero no saben que pueden ser astrónomas”.

Carolina Keiman, técnica académica en el IA, también señaló la necesidad de crear espacios en donde no sólo las niñas, sino sus padres, sean conscientes de que ellas pueden dedicarse a lo que quieran, como ser científicas. “Hace falta la organización de más talleres en comunidad, de trabajo en conjunto”.

El objetivo de una celebración como la de este 11 de febrero es conseguir que las niñas vean que existen mujeres dedicadas a la ciencia, y que no son gente rara, sino que pudieron tener una vida como la de ellas, pero también el empeño para seguir adelante.

Keiman aconsejó a las niñas que se motiven a experimentar, a curiosear, para saber qué es lo que las atrapa.




ROBÓTICA Y PROGRAMACIÓN EN LAS ESCUELAS MEXICANAS.

Muchos docentes de países como España o Corea, por mencionar algunos, reconocen los beneficios que tienen estas materias en las aulas de todos los niveles y abogan por su integración en los currículos oficiales de forma transversal.

El aprendizaje de robótica y programación en el aula aporta múltiples beneficios que van más allá de la incorporación de conocimientos prácticos para crear código. Durante su estudio, también se desarrolla el pensamiento lógico y se estimula la capacidad para resolver problemas, se fomenta el trabajo colaborativo, aumenta la motivación y es posible emplear metodologías centradas en el estudiante.

A pesar de ello, la introducción de estas materias en muchos países depende solamente de algunas iniciativas que tienen acceso a los materiales necesarios y claro de forma desigual, ya que a pesar de los logros a nivel internacional de estos grupos que avanzan exitosamente gracias al entusiasmo de algunos profesores y del apoyo de los padres de familia (con los recursos necesarios), son muy pocos los estudiantes que tienen acceso a estas asignaturas.

Hasta el momento no existen de manera formal e institucional estudios serios sobre el alcance e importancia de estas asignaturas en las aulas de las escuelas públicas y aunque se tiene la certeza de su existencia en la educación privada, no se conoce la dimensión de su alcance, avance e importancia dentro del sistema educativo nacional.

En cuanto a los lenguajes de programación empleados, el más popular es Scratch, un software que promueve la programación por bloques y que recientemente se ha actualizado para poder utilizarse tanto en computadoras como en smartphones y tabletas. De hecho, es el más conocido y popular, seguido por MIT App Inventor, HTML y Python.

Las clases de programación también se pueden impartir sin recurrir a ningún dispositivo electrónico, por ejemplo, a través de juegos de lógica o de mesa e, incluso, gracias a movimientos físicos que representen los diferentes conceptos informáticos como el funcionamiento de los algoritmos o la transmisión de datos.

México es potencia mundial en el ámbito de la robótica de competencia, niños y adolescentes, al igual que universitarios, participan año con año en diversos certámenes nacionales e internacionales del mundo robotista, representan a la nación, ganan premios, aprenden de esas experiencias; el quehacer robotista se convierte en noticia, los medios dan a conocer los galardones de estos makers especializados en robótica. Es impresionante lo lejos que algunos han llegado, y lo es aún más si se toma en cuenta la escasa penetración de la robótica educativa en los programas de estudio: tan solo el 0.01% de los niños de escuelas públicas mexicanas tiene acceso a ella, de estos datos podemos inferir la necesidad de democratizar la robótica educativa, buscando las posibles oportunidades que ya tenemos en algunos estados (San Luis Potosí es una muestra de ello).  

Los típicos kits de robótica educativa son muy caros, pueden alcanzar hasta los 10 mil pesos por alumno y, si se toma en cuenta la necesidad de una computadora para programar, serían alrededor de 4 mil pesos más; incompletos, pues solo se vende (y muy bien vendido) el hardware, sin una plataforma pedagógica; limitados y superficiales, en tan solo unas cuantas clases los libros de instrucciones quedan obsoletos sin antes haber planteado verdaderos retos a los alumnos. Hay también empresas dedicadas exclusivamente a vender esa plataforma educativa faltante y tan esencial, vende licencias, una por alumno; entonces, al costo del kit habría que sumarle el precio de las licencias. Se entiende entonces: democratizar la robótica educativa en México es un tema urgente y de gran importancia.

Un creciente número de los docentes mexicanos estamos convencidos de los beneficios que aporta la robótica para complementar la educación básica.