Villa Educación

Sábado 23 de enero de 2021

.: Filtro de Proyectos :.



LA REVOLUCIÓN MEXICANA

 

La Revolución mexicana fue un conflicto armado que se inició en México el 20 de noviembre de 1910. Los antecedentes del conflicto se remontan a la situación de México bajo la dictadura conocida como el porfiriato. Porfirio Díaz ejerció el poder en el país de manera dictatorial desde 1876 hasta 1911. Durante estos 35 años México experimentó un notable crecimiento económico y tuvo estabilidad política, pero estos logros se realizaron con altos costos económicos y sociales, que pagaron los estratos menos favorecidos de la sociedad y la oposición política al régimen de Díaz. Durante la primera década del siglo XX estallaron varias crisis en diversas esferas de la vida nacional, que reflejaban el creciente descontento de algunos sectores con el porfiriato.

Cuando Díaz aseguró en una entrevista que se retiraría al finalizar su mandato sin buscar la reelección, la situación política comenzó a agitarse. La oposición al Gobierno cobró relevancia ante la postura manifestada por Díaz. En ese contexto, Francisco I. Madero realizó diversas giras en el país con miras a formar un partido político que eligiera a sus candidatos en una asamblea nacional y compitiera en las elecciones. Díaz lanzó una nueva candidatura a la presidencia y Madero fue arrestado en San Luis Potosí por sedición. Durante su estancia en la cárcel se llevaron a cabo las elecciones que dieron el triunfo a Díaz.

Madero logró escapar de la prisión estatal y huyó a los Estados Unidos. Desde San Antonio (Texas), el 20 de noviembre de 1910, proclamó el Plan de San Luis, que llamaba a tomar las armas contra el Gobierno de Díaz. El conflicto armado se inició en el norte del país y posteriormente se expandió a otras partes del territorio nacional. Una vez que los sublevados ocuparon Ciudad Juárez (Chihuahua), Porfirio Díaz presentó su renuncia y se exilió en Francia.

En 1911 se realizaron nuevas elecciones en las cuales resultó elegido Madero. Desde el comienzo de su mandato tuvo diferencias con otros líderes revolucionarios, que provocaron el levantamiento de Emiliano Zapata y Pascual Orozco contra el Gobierno maderista. En 1913 un movimiento contrarrevolucionario, encabezado por Félix Díaz, Bernardo Reyes y Victoriano Huerta, dio un golpe de Estado. El levantamiento militar, conocido como Decena Trágica, terminó con el asesinato de Madero, su hermano Gustavo y el vicepresidente Pino Suárez. Huerta asumió la presidencia, lo que ocasionó la reacción de varios jefes revolucionarios como Venustiano Carranza y Francisco Pancho Villa. Tras poco más de un año de lucha, y después de la ocupación estadounidense de Veracruz, Huerta renunció a la presidencia y huyó del país.

A partir de ese suceso se profundizaron las diferencias entre las facciones que habían luchado contra Huerta, lo que desencadenó nuevos conflictos. Carranza, jefe de la Revolución de acuerdo con el Plan de Guadalupe, convocó a todas las fuerzas a la Convención de Aguascalientes para nombrar un líder único. En esa reunión Eulalio Gutiérrez fue designado presidente del país, pero las hostilidades reiniciaron cuando Carranza desconoció el acuerdo. Después de derrotar a la Convención, los constitucionalistas pudieron iniciar trabajos para la redacción de una nueva Constitución y llevar a Carranza a la presidencia en 1917. La lucha entre facciones estaba lejos de concluir. En el reacomodo de las fuerzas fueron asesinados los principales jefes revolucionarios: Zapata en 1919, Carranza en 1920, Villa en 1923, y Obregón en 1928.

Actualmente no existe un consenso sobre cuándo terminó el proceso revolucionario. Algunas fuentes lo sitúan en 1917, con la proclamación de la Constitución mexicana, algunas otras en 1920 con la presidencia de Adolfo de la Huerta o en 1924 con la de Plutarco Elías Calles. Incluso hay algunas que aseguran que el proceso se extendió hasta los años 1940.

 




¿QUÉ SON LOS CORONAVIRUS ?

¿QUÉ SON LOS CORONAVIRUS?

Los coronavirus son una familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades respiratorias más graves, circulan entre humanos y animales. A veces, los coronavirus que infectan a los animales pueden evolucionar, transmitirse a las personas y convertirse en una nueva cepa de coronavirus capaz de provocar enfermedades en los seres humanos, tal y como sucedió con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), en Asia en febrero de 2003 y, el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), que fue detectado por primera vez en Arabia Saudita en 2012.

Los coronavirus humanos comúnmente causan padecimientos leves a moderados en personas de todo el mundo. Sin embargo, los dos coronavirus humanos antes mencionados, MERS-CoV y SARS-CoV, causan enfermedad grave con mayor frecuencia. A esta familia de virus pertenece el COVID-2019, el que ha provocado una pandemia que tiene a la humanidad en estado de alarma y por la que han muerto miles de personas.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PROTEGERNOS?

Aunado a las acciones que el sector de salud realiza, la población juega un papel importante para reducir la probabilidad de exposición y transmisión del virus, por ello, debemos realizar las medidas de higiene personal y del entorno.

De ahí la importancia de que todas las personas conviertan en hábito las medidas que comprenden sencillos procedimientos de higiene, tanto personales como del entorno, los cuales comúnmente se realizan en los diferentes lugares donde desarrollan sus actividades cotidianas.

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar soluciones a base de alcohol gel al 70%.
  • Al toser o estornudar, utilizar el estornudo de etiqueta, que consiste en cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo.
  • No escupir. Si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos.
  • No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos.
  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, etc., ventilar y permitir la entrada de luz solar.
  • Quedarse en casa cuando se tienen enfermedades respiratorias y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas (fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta, escurrimiento nasal, etc.).
  • Evitar en lo posible contacto con personas que tengan enfermedades respiratorias.

¿CÓMO SE TRANSMITE EL NUEVO CORONAVIRUS?

El virus puede haberse transmitido originalmente por contacto directo entre animales y humanos (zoonosis), simplemente por el aire. Se ha confirmado que el nuevo coronavirus se puede transmitir de persona a persona.

Los coronavirus humanos se transmiten de una persona infectada a otras a través del aire, al toser y estornudar, al tocar o estrechar la mano de una persona enferma, o al tocar un objeto o superficie contaminada con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL NUEVO CORONAVIRUS?

Fiebre, tos , estornudos, malestar general, dolor de cabeza, dificultad para respirar.

¿CÓMO SE TRATA EL NUEVO CORONAVIRUS?

No hay un tratamiento específico para los coronavirus, sólo se indican medicamentos para aliviar los síntomas, sin embargo, hay que recordar que nos encontramos en temporada de influenza, por lo que, si presentan síntomas de enfermedad respiratoria con datos de alarma como dificultad para respirar, acuda a recibir atención médica.

Para más información, favor de consultar los siguientes links:

 










Los aguinaldos en las posadas y su historia

 

Diciembre es el mes de las celebraciones llenas de alegría y felicidad; en las posadas es tradición disfrutar del rico ponche, pegarle a la piñata y los aguinaldos, ¿pero sabemos de dónde surgieron los aguinaldos?

Los aztecas celebraban al dios de la guerra Huitzilopochtli en panquetzaliztli que vendría siendo el mes de diciembre, donde adornaban con banderas los templos desde el 6 al 26, con la llegada de los españoles se modificaron las fiestas con la intención de evangelizarlas dejando atrás las tradiciones prehispánicas y adoptando costumbres europeas, los frailes trajeron “la misa de aguinaldos” su origen surge en las iglesias con el tiempo se trasladaron los festejos en las casas.

Las posadas surgieron como tradición de carácter religioso, se celebraron desde los tiempos de la colonia, actualmente comienzan del 16 al 24 de diciembre donde se representa el peregrinar a Belén de José y María.

Algunos de los platillos navideños que se preparan en diferentes partes del país son bacalao, romeritos, tamales, ensalada navideña, tejocote, pavo, pierna de cerdo, lomo, pozole, mole poblano ; además de bebidas calientes como el atole de guayaba  y el ponche de frutas.

Durante el festejo se cantan letanías y los niños reciben  un costalito con dátiles ,cacahuates ,mandarinas, galletas , dulces típicos  como las  ollitas de barro con tamarindo con chile y una pequeña cantidad de dinero.

En los años 70s esta celebración llego a la ley federal del trabajo, de ahí que al final del año los mexicanos reciban una bonificación por su trabajo en efectivo no menor a su sueldo quincenal.

 Estas celebraciones son parte de nuestra cultura donde las personas disfrutan momentos de unión familiar.

 

 




Emiliano Zapata y el Plan de

 
 

Representaba la justicia posible para los campesinos y más tarde el emblema de la lucha revolucionaria.

Emiliano Zapata, Francisco villa y Pascual Orozco entre otros, habían respondido al llamado de Francisco I. Madero en su Plan de San Luis de luchar contra el régimen del dictador Porfirio Díaz.

El porfiriato fue depuesto y Francisco I. Madero resultó electo Presidente de la República y asumió el cargo el 7 de junio de 1911, poco después se reunió con Emiliano Zapata y le exigió el desarme de su ejército como condición previa para la discusión sobre la cuestión de las tierras.

Insatisfecho Zapata regresó a Morelos argumentando que si las personas no fueron capaces de lograr la justicia después de levantarse en armas no habría garantía de que la obtendrían sin ellas.

Por último después del fracaso para resolver el problema de la tierra Emiliano Zapata movilizaría nuevamente a su ejército.

La defensa que hizo de los campesinos del sur lo convirtió en el símbolo máximo de la Revolución Mexicana.

El plan de Ayala fue leído por primera vez en Ayoxustla, Puebla, un poblado cercano a los límites del estado de Morelos, por el jefe revolucionario Emiliano Zapata y Otilio Montaño Sánchez, autor intelectual de este documento.

Esta proclamación política conocida también como “Plan libertador de los hijos del estado de Morelos” fue firmada y promulgada el 28 de noviembre de 1911, defendía el cumplimiento del Plan de San Luis Potosí y desconocía el gobierno del presidente Francisco I. Madero acusándolo de traicionar las causas campesinas.

El Plan de Ayala consta de quince puntos y entre las consignas más importantes en ese plan, los zapatistas llamaban a las armas para restituir las tierras a los campesinos, pues se sostenía que las tierras habían sido arrebatadas a la población trabajadora por caciques, hacendados y terratenientes y debían ser devueltas a sus dueños originales.

Entre estos elementos fundamentales del Plan de Ayala se encuentra:

  • Rechazo a la presidencia de Francisco I Madero y convocatoria de elecciones libres una vez que la situación del país se haya estabilizado.
  • La devolución de bienes y tierras a los municipios y ciudadanos en lugar de ser propiedad de grandes hacendados.
  • Nombramiento de Pascual Orozco como jefe legítimo de la Revolución Mexicana e inicio de la lucha armada como único medio para obtener justicia.
  • Confirmación de la naturaleza agraria de la Revolución Mexicana.

En el plan de Ayala se mencionan con insistencia las palabras “Sangre y fuego” o “fuego y sangre”, que solo aparecían en los escritos del Partido Liberal Mexicano encabezado por Ricardo Flores Magón.

Otro punto sobresaliente es el lema de la revolución que pronto sería llamada Zapatista, en el original del Plan de Ayala aparece el lema: “Libertad, Justicia y Ley”, o solo “Justicia y Ley” o como se leía en su cuartel general “Reforma, Libertad, Justicia y Ley”, antes de adoptar el lema final de “Tierra y Libertad”.

En 1914 se modificaría el Plan de Ayala debido a la traición de Pascual Orozco al movimiento revolucionario y su adhesión al gobierno de victoriano Huerta lo que obligó a Emiliano Zapata a convertirse en jefe de la Revolución, la enmienda ratificó el sentido original del plan y la continuación hasta la deposición del general Victoriano Huerta quien había ordenado el asesinato del presidente Madero, así como el establecimiento de un gobierno leal a los principios del Plan de Ayala.

El Plan de Ayala ponía en relieve el perfil de Emiliano Zapata apodado el “Caudillo del sur” y su apoyo a las clases más pobres como podía verse en el mayor número de miembros de su ejército libertador, él se aliaría con Francisco Villa y Venustiano Carranza con los cuales derrocaría a Victoriano Huerta y lograron cierto grado de orden en el país.

Zapata rápidamente llegó a estar en desacuerdo con Venustiano Carranza y se levantó en armas una vez más, Carranza ofreció una recompensa por su cabeza, gestándose la traición de Pascual Orozco y el asesinato del General Zapata el 10 de abril de 1919.

El documento contiene 11 hojas incluidas dos que llevan las firmas   de los suscribientes, actualmente se encuentra resguardado en el Archivo General de la Nación.

A 100 años de su muerte no podemos olvidar su obra que destaca en publicaciones, libros e inspiración de diferentes manifestaciones artísticas.

“Más morir de pie, que vivir arrodillado”

Emiliano Zapata.

 




Día de la Armada de México

 

Cada año, la Secretaría de Marina-Armada de México, celebra el día 23 de noviembre como la fecha memorable en que la recién integrada Marina de Guerra mexicana, logró hacer efectiva la rendición de las tropas españolas que se resistían a reconocer la Independencia de México, mismas que estuvieron atrincheradas por espacio de varios años en la fortaleza de San Juan de Ulúa.

El puerto de Veracruz fue el escenario principal de estos acontecimientos, especialmente la fortaleza de Ulúa. El 28 de septiembre de 1821, un día después de que Agustín de Iturbide entrara triunfalmente a la ciudad de México, se proclamó oficialmente la independencia. En Veracruz se encontraban aún presentes tropas españolas al mando del Brigadier José María Dávila, Gobernador del puerto, quien se negó a reconocer la Independencia.

https://www.excelsior.com.mx/nacional/por-que-se-celebra-el-dia-de-la-armada-de-mexico-aqui-te-decimos/1280316

¡Celebremos juntos este 23 de noviembre, Día de la Armada de México! Fecha emblemática en la que se consolidó nuestra Independencia en la mar en el año de 1825.

 

 




DÍA NACIONAL DEL LIBRO

El Día Nacional del Libro nació por decreto presidencial el 6 de noviembre de 1979 durante el gobierno de José López Portillo, que puso énfasis en que: “la educación dentro del proceso de desarrollo del país es prioritaria”. Por tal motivo, en dicha disposición se estableció que el 12 de noviembre de cada año —fecha elegida en honor al natalicio de sor Juana Inés de la Cruz— la Secretaria de Educación Pública (SEP), los estados y municipios mexicanos, las diversas instituciones educativas y culturales, así como editoriales y organismos gubernamentales, realizaran y difundieran actividades culturales,  promocionando el hábito de la buena lectura, y que brindaran el espacio para exaltar la importancia del libro como aliado del enriquecimiento y desarrollo cultural y educativo en México.

De tal forma, el 12 de noviembre de 1980 se celebró por primera vez el Día Nacional del Libro. Por otra parte, Sor Juana Inés de la Cruz. Obras escogidas se convierte en el primer libro editado con el propósito de abrir esta conmemoración.

Los libros conmemorativos son ediciones no venales y se regalan en distintos puntos como librerías, bibliotecas o centros de cultura de todo el país. Ha sido la Asociación Nacional del Libro, A. C. (hasta 1995 Asociación Nacional de Libreros) la encargada de publicar año con año un volumen antológico del autor homenajeado.

En esta fecha se busca trasmitir la importancia de la lectura y del fácil acceso a los libros en beneficio de la sociedad. Para ello, se organizan diversas actividades para acercar al público tanto a la literatura en español como en lenguas indígenas. Además, se brinda el espacio para conocer propuestas artísticas, musicales, de artes visuales y obras de teatro, tanto de la literatura clásica como contemporánea en México.

El Día Nacional del Libro es un evento que pretende llevar la literatura a las calles, plazas públicas, hospitales, parques y bibliotecas. Durante su conmemoración se realizan talleres de fomento a la lectura, charlas de literatura infantil y juvenil, jornadas de creación literaria, simposios, lecturas en voz alta, presentación de libros, proyección de películas y documentales y conferencias.

Aunado con esta celebración, en el marco de la Feria Internacional de Literatura Infantil y Juvenil (FILIJ), cada año se rinde homenaje a un escritor mexicano cuya obra y trayectoria son pieza importante en la historia literaria en México.

Entre los autores homenajeados se enlistan nombres como, Octavio Paz (2010), José Emilio Pacheco (2011), Carlos Fuentes (2012), Jorge Ibargüengoitia (2013), José Revueltas (2014) y  Rafael Bernal (2015).

Obra de consulta: Enciclopedia de la literatura en México

 




¿Cuáles fueron las causas de la Revolución Mexicana?

 

La Revolución Mexicana fue un gran movimiento armado que comenzó en 1910. Se caracterizó por una variedad de líderes de tipo socialista, liberal, anarquista, populista y a favor de la reforma agraria. Buscaban rescatar y crear nuevas leyes a favor del desarrollo de la población para que lograran tener una vida digna.

Uno de los grandes personajes de la revolución mexicana es Porfirio Díaz, a la temprana edad de 3 años quedó huérfano de padre, ingresó en el Seminario de Oaxaca, pero no permaneció mucho tiempo, cursó estudios de leyes en el Instituto de Ciencias y Artes, donde fue discípulo de Benito Juárez, quien impartía derecho civil, así fue como logró adentrarse en la política. Más tarde ingresó a las fuerzas militares donde participó en la guerra entre conservadores y liberales, gracias a esto Juárez llegó a ser presidente, Díaz fue ascendido a general y electo diputado. En 1871 en noviembre lanzó el llamado Plan de La Noria, en el que se pronunciaba contra el reeleccionismo y el poder personal a favor de la Constitución de 1857 y de la libertad electoral, donde no tuvo éxito

En 1877 fue declarado presidente constitucional, en el primer mandato (1876-1880) impulsó la reforma de la Constitución en la que se introdujo el veto expreso a las reelecciones presidenciales consecutivas, así como el control político donde eliminó a fuertes adversarios, al mismo tiempo sometió a la prensa cuando intentaba ser independiente. También estuvo a cargo en la guerra de Intervención Francesa y se mantuvo en el gobierno 30 años, sin embargo, favoreció el desarrollo tecnológico que transformó al país. El 15 de agosto de 1909, Tomás Alva Edison envío uno de sus primeros fonógrafos, logrando grabar un discurso con su voz, un gran avance tecnológico de la época. Durante su gobierno efectúo grandes logros que contrastan con injusticias sociales.

En aquella época los mexicanos vivían en la miseria con un inestable porvenir, continuamente eran explotados, es decir, expuestos a largas jornadas laborales pues no contaban con derechos, además que las actividades que realizaban como la agricultura, minería y ganadería todavía   pertenecían a sistemas feudales.

En este lapso surgieron   grandes líderes como Francisco I. Madero, Emiliano Zapata y Francisco Villa que buscaban ser la voz del pueblo y tenían un objetivo común: Porfirio Díaz.

“Sufragio efectivo, no reelección” fue el lema de Francisco I. Madero en donde exigía los derechos laborales y la repartición de tierras.  Madero lanzó el plan de San Luis con el propósito de desbancar a Díaz, luego que resultara electo en un nuevo periodo presidencial.  

"El 20 de noviembre, desde las 6 de la tarde en adelante, todos los ciudadanos de la República tomarán las armas para arrojar del poder a las autoridades que actualmente nos gobiernan". 

Después de una gran lucha revolucionaria que inició en 1910 y 35 años de gobierno Porfirio Díaz firmó su renuncia a la presidencia el 25 de mayo de 1911, abandonando el país donde murió exiliado en parís.

Aunque el nuevo gobierno haya sido electo, las demandas revolucionarias populares no fueron remediadas, comenzando nuevamente luchas entre los bandos que eran aliados.  

 Durante dos años Madero logró defender a su gobierno, desatando grandes enfrentamientos entre Emiliano Zapata, Francisco Villa y otros grupos armados.

La decena trágica fue un enfrentamiento que duró 10 días y conduciría a la renuncia de Madero en febrero de 1913, Victoriano Huerta quien fue su conspirador, debido a esto asumió la presidencia.

El Ejército Constitucionalista fue un equipo armado que estuvo a cargo de Venustiano Carranza, creando así, el Plan de Guadalupe donde consiguió que Victoriano Huerta dejara el poder en julio de 1914.

En consecuencia, Los Convencionistas y Los Constitucionalistas fueron dos bandos que emergieron de La Convención de Aguascalientes y organizaron a los lideres revolucionarios que se resistían a que Huerta gobernara.  

Como resultado, las guerrillas entre los bandos dejaron un millón de muertos desde octubre de 1914 hasta noviembre de 1916.

Las ofensivas Zapatistas y Villistas continuaron durante meses disipando fuerzas, el gobierno y ejército de los convencionistas llegaron a su final.

Por otra parte, Venustiano Carranza convocó al Congreso Constituyente para redactar una nueva Carta Magna del país, en esta se  manifiesta que los mexicanos tengan derechos laborales, agrarios, a la educación, recibir cuidado a la salud garantizada , libertad de prensa y derecho político, los cuales permanecen vigentes, las causas revolucionarias fueron importantes para la  realización de   la nueva Constitución que fue promulgada el 5 de febrero de 1917 que se considera como la conclusión de la Revolución Mexicana.

No obstante, la violencia no terminó ya que las guerrillas entre los bandos no cesaron, a causa de esto lideres revolucionarios fueron asesinados como Emiliano Zapata quien murió el 10 de abril de 1919, abatido por las tropas del coronel Jesús Guajardo. Mientras que Pancho Villa fue asesinado el 20 de julio de 1923, cuando se dirigía a una fiesta familiar en Parral, Chihuahua.