Villa Educación

Martes 13 de noviembre de 2018

.: Filtro de Proyectos :.



ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA DE LA EDUCACIÓN

Parece prudente antes de ingresar en el redactado de la presente disciplina interrogarnos sobre qué tipo de conocimiento es este de la antropología. Y tal precaución no tendría que tomarse únicamente en el presente caso, sino igualmente delante de no importa qué asignatura. ¿Acaso vamos a fiarnos, por igual, de la Estadística, de la Biología de la Educación, de la Psicología educativa, de la Historia de la Educación o de la Axiología pedagógica? ¿Cuál merece mayor crédito? Ponerse a devorar información sin tales reservas denuncia un talante, como mínimo, imprudente y atolondrado.




MICROFÍSICA DEL PODER

Paul Ree se equivoca, como los ingleses, al describir las génesis lineales, al ordenar, por ejemplo, con la única preocupación de la utilidad, toda la historia de la moral: como si las palabras hubiesen guardado su sentido, Los deseos su dirección, las ideas su lógica: como si este mundo de cosas dichas y queridas no hubiese conocido invasiones, luchas, rapiñas, disfraces, trampas. De aquí se deriva para la genealogía una tarea indispensable: percibir la singularidad de los sucesos, fuera de toda finalidad monótona...




EL JUEGO DEL JUEGO

TIEMPO, he pasado mucho mirando las nubes y las combinaciones que sugieren: tendidos sobre una playa o sobre el techo de una casa, por un momento parece que el paso del tiempo se interrumpe. Cuando no son las nubes, podemos quedarnos horas ante las formas o las desconchaduras que una leve lasitud del cristalino ayuda al ojo a suscitar...




EDUCACIÓN Y SOCIOLOGÍA

Durkheim enseñó durante toda su vida pedagogía, al propio tiempo que sociología. Desde 1887 hasta 1902, siempre dio, semanalmente, una hora de curso de pedagogía en la Facultad de Letras de Burdeos. La mayoría de sus oyentes pertenecían preferentemente al cuerpo de la enseñanza primaria. En la Sorbona, asumió en 1902 el cargo de sustituto de catedrático de ciencias de la educación, en el que suplió, en 1906, al señor Ferdinand Buisson. Hasta su muerte, dedicó a la pedagogía al menos un tercio, y a menudo los dos tercios de su labor educacional: cursos abiertos al público, conferencias a los miembros de la enseñanza primaria, cursos a los alumnos de la Escuela Normal superior. Esa labor pedagógica ha quedado casi por completo inédita. Probablemente, ninguno de sus oyentes la ha abarcado en toda su extensión. En estas páginas, desearíamos compendiarla en beneficio de nuestros lectores.




TEORÍA Y EDUCACIÓN

En la actualidad, podemos constatar el impacto de una vorágine de discursos educativos que afectan las prácticas que se desarrollan en nuestras instituciones educativas, al tiempo que tales prácticas afectan la producción de discurso, si bien esta mutua afectación es compleja y no lineal y mecánica.




LA NOCIÓN DE CULTURA

La noción de cultura es inherente ala reflexión de las ciencias sociales. Estas la necesitan, de alguna manera, parar pensar la unidad de la humanidad en la diversidad sin hacerlo en términos biológicos. Parece proporcionar la respuesta más satisfactoria a la cuestión de la diferencia entre los pueblos, dado que la respuesta “racial” se ve cada vez más desacreditada a medida que se producen avances en los estudios genéticos de las poblaciones humanas.




¿QUÉ ES EL HOMBRE?

Se cuenta del rabino Bunam de Przysucha, uno de los últimos grandes maestros del jasidismo, que habló así una vez a sus discípulos: “Pensaba escribir un libro cuyo titulo seria Adán, que habría de tratar del hombre entero. Pero luego reflexione y decidí no escribirlo.”




INICIACIÓN LOS DEPORTES DE EQUIPO

Sin lugar a dudas podemos asegurar que hasta ahora la pedagogía utilizada en el deporte tiene y ha tenido unas connotaciones muy marcadas que pueden justificar de algún modo la crisis en la que el deporte se encuentra y el progresivo alejamiento de las tendencias pedagógicas actuales.




ABRIR LAS CIENCIAS SOCIALES

Las ciencias sociales han padecido desde su nacimiento una definición y un estatuto ambiguos. Al principio parecía clara su distinción con respecto a las ciencias naturales, pero el desarrollo académico, por un lado, de las humanidades, y las crecientes implicaciones sociales de las disciplinas de la naturaleza, por el otro, hicieron borrosos sus límites disciplinarios. Al propio tiempo, el desarrollo impetuoso de las universidades en todo el mundo vino a hacer imperiosa una reflexión seria sobre la estructuración de las ciencias sociales.




EL FUTBOL

A través de los años al frente de la materia de futbol, me percate de que la gran mayoría de jóvenes a los que se les impartía clase primero debían de aprender “o desaprender” conductas de las cuales no son del todo de un futuro educador físico, pues veían a este deporte como un rato más para pasar el tiempo dentro de la misma institución escolar.
Al contrario las mujeres y futuras docentes les parecían a veces difíciles por las conductas aprendidas dentro de la misma sociedad y el rol que la misma le otorga al sexo “débil”, por lo cual al comparar a los alumnos, las damas eran las que más aprenden futbol mucho más que los mismos compañeros, ¿por qué sucedía esto? Es una simple razón..., la de que las mujeres venían a enfrentar una clase más y por consiguiente con una mayor apertura que la de los hombres, que pensaban que sabían más y por consiguiente exigen mayor nivel.