Villa Educación

Sábado 22 de septiembre de 2018

.: Filtro de Proyectos :.



DEPORTE Y AGRESIÓN

La bibliografía sobre la agresividad del hombre de nuestro tiempo ha crecido en forma extraordinaria. En La segunda edición de mi libro Violencia y ternura lo señalo, y en una segunda obra sobre Violencia y sociedad, que está en prensa, indico Las razones por qué este problema ha pasado al primer plano de la atención del hombre contemporáneo.
Pero en todo este gran conjunto de tratados, el tema concreto de la relación entre la agresividad y el deporte no había sido estudiado, al menos con La atención y el detenimiento con que se hace en el libro de J. Ma. Cagigal. Con mucha frecuencia, en la clínica, ante una interna agresividad contenida que se descarga en síntomas orgánicos, recurrimos al consejo de la práctica de deportes, incluso violentos, y cuando este consejo es seguido por el paciente, siempre se aprecia una mejoría, naturalmente en conjunción con las demás medidas recomendadas.




EL DEPORTE EN LA SOCIEDAD ACTUAL

Si vale la opinión de un lego en la materia, el párrafo decisivo de este importantísimo libro de José María Cagigal es el siguiente: «El drama actual del deporte es que los estudios serios que sobre él se hacen no son conocidos, no ya por la masa de aficionados, sino por la gran mayoría de informadores, ni siquiera por los dirigentes deportivos ni políticos responsables....




DEPORTE, PULSO DE NUESTRO TIEMPO

¿No podría ser considerado el deporte como uno de los distintivos de nuestro tiempo? Su volumen, su alboroto sensacionalista, su vinculación a la publicidad, su facilidad para ser manejada por muy dispares fuerzas, su asequibilidad a los triunfalismos, su primitivismo espectacular, su internacionalismo...




HOMBRES Y DEPORTE

Cuando el sol asomó su cresta sangrienta por las cimas del monte Pisa estaban ya nutridos los graderíos del estadio. La linterna roja del amanecer iluminaba horizontalmente aquellos rostros morenos y proporcionados, llegados a Olimpia desde todas las regiones de la Hélade. Aristócratas de Atenas, mercaderes de Rodas y Lesbos, militares de Lacedemonia, curiosos de todo el mundo griego se aglomeraban allí desde la víspera.....