Villa Educación

Miércoles 19 de septiembre de 2018

.: Filtro de Proyectos :.



ENTRE LA EDUCACIÓN Y LA DIVERSIÓN

Mario Pacheco

Monterrey, Nuevo León. 12 de septiembre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt). En México, 60 por ciento de la población se declara usuaria del Internet y los jóvenes de 12 a 24 años hacen uso de la red en un porcentaje cercano a 85 por ciento, según señala el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Dato añadido es que tres de cada cuatro usuarios de teléfonos móviles cuentan con un dispositivo inteligente (gadget), en el cual pueden realizar funciones adicionales a las de llamadas y mensajería SMS, como la toma de fotografías, grabación de audios, consultas en Internet, así como contar con un sistema de geolocalización.

Pero ¿qué tanto impacto tienen las también llamadas "tecnologías de la información" en el aprendizaje de los alumnos? ¿Están los programas educativos listos para conducir a las nuevas generaciones?

 

Metodología, necesaria para un buen uso de la tecnología educativa

La Agencia Informativa Conacyt tuvo la oportunidad de dialogar con el doctor en comunicaciones con orientación a tecnología educativa por la Universidad de Pensilvania, Mario Luis Pacheco Filella, especialista en procesos de innovación del aprendizaje, su diseño instruccional y la extensión de oportunidades educativas.

“La tecnología educativa es el sistema que integra los procesos de comunicación con los procesos de aprendizaje. Actualmente existe una enorme confusión, pues se dice ‘tecnología educativa’ y la gente piensa en computadoras, celulares, cuando en realidad se refiere a la manera en que vas a diseñar tu proceso de aprendizaje centrado en el alumno, de tal manera que integre procesos de comunicación con el aprendizaje”.

El doctor Mario Pacheco Filella asegura que una reforma es como un parche para la educación.

Por eso, Pacheco Filella encuentra necesario distinguir las tecnologías de otros elementos del proceso educativo, pues no se remiten únicamente al soporte o al apoyo, sino que son pieza clave en el aprendizaje.

“Las tecnologías no son herramientas, son procesos tecnológicos que te permiten investigar, navegar, discernir instrumentos, comunicarte. Depende del tipo de investigación que requieras, ya que todas son diferentes. Ese es el punto: ¿cómo se lo damos al alumno?”.

Sin embargo, el también fundador y director editorial de la revista de investigación de la Universidad Metropolitana de Monterrey cree que no es suficiente la modificación superficial de los modelos de educación, puesto que los problemas son más profundos.

“En vez de revisar los procesos, la metodología que se utiliza, caemos en las reformas, y una reforma sigue siendo un parche. Pero los países que están funcionando son los que han reinventado su sistema educativo. Y si no sabemos qué tipo de mexicanos queremos formar, mucho menos el tipo de conocimientos”.

 

Rediseño de programas educativos... y de los exámenes

"Tenemos que migrar hacia otro tipo de evaluaciones, a proyectos colaborativos que incluyan las nuevas tecnologías. Muchos se quejan de que los alumnos copian, y creo que un examen que se copia en su realización, es digno de ser copiado. Por eso necesitamos un rediseño, no solo del programa, sino de las formas de evaluar. Aquí es donde nos ponemos a pensar: ¿por qué un maestro establece los parámetros de un proyecto, si él no es quien lo estuvo elaborando?".

Pero dotar de tecnología a los estudiantes no augura un mayor aprendizaje o una sinergia entre el programa educativo en curso y las nuevas tecnologías, ya que hace falta capacitar a los elementos que harán uso de ellas.

"Podría decirte que dar la tecnología a los alumnos sin tener una metodología clara, es como darles una cajita feliz. El sistema debe de incluir cuál es el rol del docente para que el alumno construya conocimiento, ¿qué le damos para que sea él quien construya conocimiento? Es complejo el problema".




INTELIGENCIA ARTIFICIAL PARA EL FUTURO DE MÉXICO

Ciudad de México. 11 de septiembre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- En el marco de la Semana Nacional del Emprendedor 2018 se presentaron los resultados del reporte Hacia una estrategia de IA en México: aprovechando la revolución de la IA, en el que se realizó un mapeo del ecosistema de inteligencia artificial (IA) de México.

La elaboración del informe fue comisionada por la Embajada Británica en México a C Minds y estuvo financiado por el Fondo de Prosperidad del Reino Unido. El desarrollo de la investigación fue una labor conjunta entre C Minds y Oxford Insights, organización que provee de asesoría en sectores estratégicos a gobiernos de todo el mundo.

“Realizamos entrevistas personalizadas con más de 68 personas clave de los sectores industria, academia, sociedad civil, startups, entre otros (…) Lo más relevante de este reporte son las recomendaciones de política pública que hacemos al gobierno de México para que nuestro país pueda ser pionero en el desarrollo de esta tecnología”, dijo Cristina Martínez, líder del laboratorio de inteligencia artificial para el bien social de la agencia de innovación C Minds.

 

Fortaleza digital

Según cifras del reporte, México ocupa el lugar 22 de entre 35 naciones en el índice de preparación para la inteligencia artificial. Entre las fortalezas de nuestro país, se enumera la infraestructura digital, que se traduce en buenas condiciones para trabajar con los datos necesarios para esta materia.

El reporte Hacia una estrategia de IA en México: aprovechando la revolución de la IA puede descargarse en el portal de C Minds.

Asimismo, el documento reveló que dentro de las dos próximas décadas, 19 por ciento de los empleos en México, es decir, 9.8 millones de puestos, pueden llegar a ser afectados por la automatización de procesos. Las afectaciones de la entrada de sistemas automatizados podría ir desde su implementación como herramienta para el trabajador, hasta llegar a reemplazar completamente la mano de obra.

 

“La palabra afectación es lo suficientemente ambigua y no necesariamente significa el reemplazo, significa simplemente que los trabajos van a cambiar, pueden mejorar o pueden sí tener, en menor medida, algún tipo de desplazamiento”, apuntó Cristina Martínez.

En el reporte se argumentan las razones por las que es necesario que México invierta en el desarrollo de inteligencia artificial, pues de esa manera se lograrían cambios en la economía y en la sociedad al apoyar el talento local que innove en el desarrollo de tecnologías de inteligencia artificial.

“No podemos hablar de inteligencia artificial si no se le brinda a la población la capacidad, a través de STEM, de generar los algoritmos para trabajar con datos de inteligencia artificial. Si se quiere diversificar la fuente laboral y los trabajos, se tiene que hacer un esfuerzo desde la base, donde se den habilidades digitales desde la educación básica”, expuso Rodrigo Félix, director de política de anticorrupción, competencia, digitalización y estado de derecho de la Embajada Británica en México.

La Semana Nacional del Emprendedor permanecerá abierta al público hasta el viernes 14 de septiembre. El visitante encontrará herramientas para mejorar sus habilidades empresariales y de innovación, así como el estand del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en donde se presenta la extensa oferta académica enfocada en desarrollo científico.






ENTRE LAS NEUROCIENCIAS Y EL ARTE

Ciudad de México. 28 de agosto de 2018 (Agencia Informativa Conacyt). Mostrar la relación entre neurociencias y arte simboliza un viaje interdisciplinario y transformador. A partir de la divulgación, el trabajo clínico y la investigación, el Grupo Interdisciplinario en Neurociencias y Arte, A.C. y la revista digital Neurociencias 30 días reflejan la intersección entre ambas disciplinas.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, la maestra Ariadne Hernández Sánchez, directora general de la organización, comentó que el estudio integral del arte y la ciencia ayudan a comprender funciones del cerebro y el sistema nervioso.

Asimismo, la doctora Lucía Ledesma Torres, directora general de la revista y coordinadora de proyectos en el grupo, describió que su objetivo reside en divulgar las bases neurobiológicas de la apreciación estética y la creación artística en el ámbito de los avances más recientes de las neurociencias.

La apreciación del arte apunta a imágenes y sensaciones que percibimos como construcciones en el cerebro, indicaron las expertas, además a la hora de crear incorporamos experimentos entre elementos audiovisuales y procesos neurofisiológicos.

Con cuatro años de consolidación, desarrollan cursos, talleres y proyectos de investigación en colaboración con el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), Museo Nacional de Arte (Munal), Museo del Estanquillo, Museo del Palacio de Medicina/UNAM, Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a través del Instituto de Fisiología Celular, el Centro de Ciencias de la Complejidad, la Facultad de Medicina, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y la Coordinación de Estudios de Posgrado.

 

El reflejo del arte

Todo lo referente a las neurociencias se desglosa en tópicos de variantes disciplinas que la revista Neurociencias 30 días consigue ensamblar en un compendio de artículos revisados estrictamente por un comité editorial de especialistas en el campo.

Cada artículo busca transmitir de forma amena los conocimientos sin perder el rigor y atractivo, recalcó la directora de la revista, Lucía Ledesma.

La revista abarca áreas de la neuropsicología, neuroanatomía, neurología, neuroética, neuroestética, neurocirugía, neuropsiquiatría, neurobiología y psiquiatría.

Además, las actividades de divulgación promueven el diálogo entre las neurociencias y sus aplicaciones artísticas, forjando estrategias mixtas con objetivos específicos de rehabilitación y, a su vez, como instrumentos de recreación.

El público puede asistir algunos fines de semana a los diferentes recintos del Museo del Estanquillo, el Museo Nacional de Arte y el Palacio de la Escuela de Medicina, donde descubren conferencias, talleres y exploraciones artísticas entre la música, la danza, la pintura y las neurociencias.

Por otro lado, Neurocasineros Libres es una agrupación autónoma con la que se han logrado conjuntar varias actividades, donde destacan las neurociencias y su relación con la danza popular (salsa casino).

Las expertas señalaron que todas las actividades son abiertas al público en general y estriban la creación, estimulación, mantenimiento y rehabilitación cognitiva a través del arte.

Directora del grupo Ariadne Hernández y directora de la revista Lucia Ledesma.

De igual forma, han logrado incorporar demostraciones de terapia asistida con animales de compañía, en la que participa una mascota canina (NeuroHarley el perrito Pug) con entrenamiento previo, misma que apoya en el tratamiento de los pacientes para estimular sensaciones táctiles, percepción sensorial y problemas de adaptación y comunicación. 

 

El arte en la rehabilitación

La rehabilitación bajo la mirada artística favorece de manera integral las funciones neuropsicológicas y psicológicas de los pacientes.

La doctora Lucía Ledesma explicó que han logrado focalizar el quehacer en la clínica en intervenciones de seis meses intensivos de duración en pacientes con múltiples afecciones del sistema nervioso central.

El proyecto de rehabilitación neuropsicológica consiste en disponer el arte como herramienta complementaria para la intervención y rehabilitación de pacientes según su diagnóstico clínico.

“El arte da lugar a una serie de actividades cerebrales que están relacionadas con el acto de crear. Las manifestaciones artísticas pueden orientarse como técnicas facilitadoras de rehabilitación y estimulación en personas con daño o afección neurológica”, indicó la maestra Ariadne Hernández.

La doctora Lucía Ledesma explicó que los métodos de rehabilitación involucran procesos neuropsicológicos como el de memoria, lenguaje, percepción, funciones ejecutivas, entre otras.

Al mismo tiempo, el arte favorece elementos psicológicos para una rehabilitación integral relacionados con el trabajo en grupo y las relaciones interpersonales, lo cual ayuda a la recuperación individual y grupal de los pacientes.

El Grupo Interdisciplinario en Neurociencias y Arte y la revista neurocientífica Neurociencias 30 días han logrado unir a especialistas en arte con los expertos en neurociencia, dando lugar a una serie de actividades y experiencias plasmadas en la ejecución de proyectos de investigación científica y labor divulgativa.

Su quehacer permite entablar una visión de conjunto para respondernos distintos tipos de preguntas relacionadas con los misterios de nuestra mente.

Ante los cuestionamientos y experiencias, las expertas recalcaron que el siguiente paso del grupo es la investigación y publicación de los resultados que han encontrado en los proyectos desarrollados.




SABER MÁS... LA PRIMERA NOVELA DE CIENCIA FICCIÓN MEXICANA

La novela Eugenia: esbozo novelesco de costumbres futuras, escrita en 1919 por el medico yucateco Eduardo Urzaiz, representa una de las primeras novelas mexicanas de ciencia ficción. El título describe el interés del autor por la eugenesia, ya que el nombre Eugenia tiene sus raíces del griego eu: bien, correcto y genia: origen. Es decir, significa ‘bien nacido’. No es casualidad que Urzaiz eligiera el nombre de Eugenia, ya que contiene una propuesta eugenésica en su discurso. Algunos autores consideran que Eugenia es un trabajo pionero que anticipa un futuro en la organización social y el dogma científico.

Fuente : CONACYT




SABER MÁS... PETRICOR SE LE LLAMA AL OLOR QUE SE PERCIBE CUANDO LLUEVE

Con seguridad, cualquier persona habrá notado que cuando comienza a llover, puede percibirse un olor peculiar, fuera de los lugares cerrados. Dicho olor se denomina petricor y se produce cuando las moléculas derivadas de la descomposición de plantas o animales se unen con las superficies y se recombinan. Al caer la lluvia y el aire levantar las moléculas se percibe el aroma petricor, sobre todo si antes hubo un período largo de sequía.

 

El olor que se advierte cambia dependiendo del lugar. En las ciudades por ejemplo, las moléculas provienen del concreto y el asfalto; mientras que en el campo proceden de la tierra y las plantas. El nombre petricor se utilizó por primera vez para describir este fenómeno en 1964, por los científicos australianos Isabel Joy Bear y R. G. Thomas.

Fuente : CONACYT




SABER MÁS... LAS HECES DE LAS LOMBRICES AYUDAN A FERTILIZAR EL SUELO

Las lombrices de tierra, con las que algunos niños pequeños se entretienen al explorar los jardines, suelen verse como bichos desagradables. Sin embargo, estos invertebrados, junto con otros insectos y microorganismos, son fundamentales para mantener la fertilidad del suelo.

 

Según Esperanza Huerta, investigadora del Colegio de la Frontera Sur, las lombrices de tierra ayudan a que el agua que cae sobre la superficie penetre en el suelo, también sirven para que el suelo se aireé y participan en la dinámica de descomposición de la materia orgánica. Además, los desechos fecales de las lombrices, llamados turrículos, contienen diversos elementos concentrados, como el nitrógeno, que las plantas pueden aprovechar.

Para la investigadora, un suelo fértil y ecológicamente sano es aquel que tiene una alta diversidad de organismos (microorganismos, meso y macro-invertebrados) y en el que la materia orgánica está disponible para las plantas. Este tipo de suelo da lugar a buenos rendimientos en los sistemas agrícolas o vegetación sana en los sistemas naturales.

Fuente : CONACYT




7 HABILIDADES BÁSICAS PARA LOS EMPLEOS DEL FUTURO

Ciudad de México. 25 de agosto de 2018 (Agencia Informativa Conacyt). De acuerdo con el estudio Towards an AI strategy in Mexico: harnessing the AI revolution, realizado por el gobierno federal de México, Oxford Insights y C Minds, la inteligencia artificial impactará a 19 por ciento de los trabajos en México.

“9.8 millones de empleos se verán afectados por la automatización en las próximas dos décadas, lo cual contempla desde tareas que son facilitadas por los sistemas automatizados, hasta empleos que serán reemplazados completamente”, indica el estudio.

Ante este panorama, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) organizaron el Foro Internacional Mundo 4T: Tecnología, Trabajo, Transformación para Todos.

En este evento, que se celebró del 22 al 24 de agosto en la Ciudad de México, un grupo de investigadores, responsables de las políticas educativas del país, directivos de universidades y empresarios se reunieron para revisar cuáles son los desafíos y oportunidades que traerá la automatización en los próximos años.

 

Los empleados del futuro

En el marco de este evento, se realizó la conferencia Nuevas habilidades ante el cambio tecnológico exponencial, en la cual los especialistas debatieron respecto a las competencias y habilidades que tendrán que desarrollar las personas en los próximos años para incorporarse al mercado laboral.

Durante su participación, Oscar Camacho Nieto, director de Educación Continua del Instituto Politécnico Nacional (IPN), subrayó que en México existe un desajuste entre la demanda y la oferta de habilidades y competencias.

“Por un lado, 42 por ciento de las empresas tiene dificultades para contratar personal, ya que muchos de los conocimientos que se imparten en las escuelas no preparan al cien por ciento a las personas para el mundo laboral. Hay muchas habilidades que son muy necesarias y que no están contempladas en los planes de estudios”.

En tanto, Jesús Alberto Almaguer, director general del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (Conocer), señaló que muchas veces los planes de estudios de las carreras no están actualizados o están enfocados en ciertos puestos de trabajo.

“De acuerdo con Información del Foro Económico Mundial, 65 por ciento de los empleos que tendrán cuando concluyan sus estudios de licenciatura o posgrado quienes hoy están entrando al bachillerato, los desconocemos. Entonces, debemos apostarle al desarrollo de habilidades, conocimiento y aptitudes que permitan poder incorporarse a los puestos de trabajo que la economía requiera en México”.

Para el doctor, es necesario que todas las personas tengan una base sólida de conocimiento, así como de competencias básicas que sean transversales como conocimiento de ciencias, matemáticas y el dominio de la comunicación.

“Se debe tener una buena base de matemáticas para fomentar el razonamiento lógico; aprender y dominar bien el lenguaje y la comunicación; y entender las cuestiones básicas de ciencia para tener un pensamiento crítico. Solo si tenemos esta base, seremos aptos para desarrollar las habilidades que el futuro nos demande”.

Las instituciones que ya lo están haciendo son las universidades tecnológicas y politécnicas, así lo manifestó Alejandro Jaimes García, coordinador general de dichas universidades.

“Lo que hicimos fue quitar seis por ciento de las horas que los jóvenes dedican a su formación para que se dediquen a desarrollar competencias que la fuerza laboral nacional e internacional demanda… Antes de que concluya este año, debemos tener 33 estándares de competencias que se utilizarán en los empleos del futuro”.

En tanto, Armando Cantú, director de Personal y Relaciones de Bimbo, destacó que las habilidades de las personas deben ir cambiando conforme se registran los cambios tecnológicos.

“El cambio siempre ha sido el factor principal de movilidad, yo me acuerdo que hace algunas décadas contratábamos secretarias cuyo requisito era solo que supieran mecanografía, hoy se les pide que tengan conocimiento de paquetería de computación y un idioma. Lo que tenemos que hacer es descubrir cuáles serán las competencias que se necesitarán”.

Subrayó que tanto las empresas como el personal se deben preparar para las tendencias; todos aquellos empleos que son repetitivos se tendrán que modernizar y hacer algo nuevo para lograr permanecer.

“A nosotros cuando nos alcanza la tecnología, hacemos una reingeniería laboral para no despedir a nadie o a la menor cantidad posible y aprovechar ese talento que ya se desarrolló con nosotros en alguna otra área. Las empresas que queramos sobrevivir en los próximos años tendremos que saber aprovechar y potenciar el talento de nuestra gente”.




VULCANOLOGÍA: CIENCIA PARA ENTENDER LA FURIA DE LA NATURALEZA

Guadalajara, Jalisco. 22 de agosto de 2018 (Agencia Informativa Conacyt). A casi cuatro mil metros sobre el nivel del mar se eleva el Volcán de Colima; localizado en los límites de Jalisco y Colima, este coloso es considerado el volcán más activo del país y debido a su actividad está en constante monitoreo para evitar que ocurran tragedias.

El doctor Carlos Suárez Plascencia, jefe del Departamento de Geografía y Ordenamiento Territorial de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explica que desde esa institución se realiza una serie de monitoreos de la actividad volcánica y de las características del Volcán de Colima para así trazar estrategias junto con las autoridades para disminuir los riesgos.

El investigador detalla que desde 1987 se trabaja en el monitoreo del volcán, en el que participan estudiantes de posgrado y científicos de Colima y Jalisco; a través de estos estudios se elaboran mapas de riesgos para que se apoyen las autoridades al crear estrategias de prevención y evacuación para las poblaciones aledañas al coloso.

Por otra parte, se realiza un monitoreo constante de las estaciones sísmicas instaladas alrededor del volcán, y también se sobrevuela el cráter para conocer las características del volcán y así detallar las condiciones en que se encuentra.

“El objetivo es ver la morfología en el cráter, ver si hay cambios, agrietamientos, nuevos domos, fumarolas, se vigila toda la estructura también para encontrar indicios de daños estructurales o fracturamiento en el edificio volcánico, que pueda representar otro tipo de riesgo”, detalla el investigador.

Suárez Plascencia explica que en el pasado, la formación de volcanes en la zona trajo consigo el derrumbe de la estructura de los volcanes, como el Volcán Nevado de Colima, que llegó a colapsar para terminar con su actividad y dar pie al nacimiento del Volcán de Paleofuego, que también se apagó y lanzó material que llegó hasta Colima.

 

Monitoreo para prevenir catástrofes

Este tipo de trabajos, señala el investigador, son útiles para evitar episodios como ese, ya que el Volcán de Colima es el más activo de México y existe un registro para 20 mil habitantes que viven en el polígono de 15 kilómetros, que es considerada la zona más vulnerable en caso de que haya una explosión.

El doctor Carlos Suárez es uno de los investigadores que monitorea el Volcán de Colima.

“Elaboramos informes para Protección Civil de Jalisco y Colima y se envía al Cenapred (Centro Nacional de Prevención de Desastres) para que conozcan el estado. También se observan las barrancas para ver su estado sobre el material depositado en ellas, como arena o rocas, porque en temporal de lluvia son fácilmente removibles y provocan los lahares”.

Los lahares son una mezcla de fragmentos de rocas y agua que caen por las pendientes, valles o barrancas de un volcán; el doctor Suárez Plascencia agrega que estos episodios han afectado a las poblaciones de la parte baja del coloso, por lo que también se trabaja en identificar zonas de riesgo e implementar medidas para evitar pérdidas materiales y humanas.

El investigador relata que en 2011 en la barranca de Atenquique, al este del Volcán de Colima, se observó un incendio y se advirtió a las autoridades sobre un posible riesgo de caída de lahares, por lo que se amplió el cauce de un arroyo cercano a las poblaciones y se avisó a la ciudadanía sobre el riesgo de inundaciones, lo que derivó solo en pérdidas materiales.

 

El latido del volcán

Además del monitoreo visual que se realiza con sobrevuelos y a pie en el volcán, también se elabora un diagnóstico con base en la información obtenida de las estaciones sísmicas que ha colocado la Universidad de Colima y la UdeG alrededor del Volcán de Colima. El investigador detalla que cada institución tiene alrededor de siete estaciones instaladas en la región.

“Esas estaciones están sintiendo el ‘latir’ del volcán. Ellas revisan la actividad que existe en la cámara magmática y el ascenso de material, entonces se puede analizar la posibilidad de un evento eruptivo, de qué magnitud sería y con días de antelación, con esa información Protección Civil puede implementar sus planes operativos”.

El profesor investigador del Centro de Sismología y Vulcanología de Occidente, del Centro Universitario de la Costa (CUCosta) de la UdeG, Francisco Javier Núñez Cornú, menciona que desde hace 20 años se trabajó en instalar una red sísmica en el estado, con 25 estaciones instaladas en los litorales de Jalisco, así como ocho más en los alrededores del volcán.

“Tenemos cuatro estaciones en el edificio volcánico y otras cuatro rodeándolo, vamos a instalar otra más en el norte, ya tenemos los equipos listos, solo faltan los enlaces telemétricos; de esa forma, tendremos nueve estaciones que por un lado estudian el volcán y la sismicidad de Colima, que es grave porque ahí se han originado muchos terremotos históricos”.

Núñez Cornú señala que con el uso de instrumentos y estaciones se pueden conocer cuáles son los eventos o actividades previas a un episodio explosivo, lo que permite llevar a cabo estrategias de evacuación para evitar pérdidas.