Villa Educación

Martes 20 de noviembre de 2018

Recursos didácticos de la Asignatura: Formación Cívica y Ética


HISTORIA DE PAULINA

POR LA REDACCIÓN , 30 ENERO, 2002 NA

Grupos feministas hacían circular en abril del 2000, una terrible historia Paulina, una joven de 14 años, fue violada el año anterior durante un asalto a su casa, en la ciudad de Mexicali. El violador sometió a la familia, violó a la muchacha, robó la casa y la violó otra vez antes de irse. La violación dio origen a un embarazo. Paulina denunció los hechos en el Ministerio Público. Según lo dispuesto por la ley, obtuvo autorización para que le fuera practicado un aborto.

El aborto por violación es legal en México, en el Código Federal tanto como en los 32 códigos estatales. Por eso consiguió Paulina un mandato de la autoridad para que le fuera practicado un aborto en el Hospital General de Mexicali, hospital público, dependiente del gobierno estatal. El hospital no acató sin dilaciones el mandato de la autoridad judicial. Un grupo de mujeres que se dijo personal del DIF (Desarrollo Integral de la Familia, organización usualmente a cargo de las esposas de los gobernadores de los estados) trató de persuadir a Paulina para que no abortara. Según una versión, la indujeron a un ejercicio mental que la haría ver con los ojos cerrados, proyectada contra el cielo, la imagen de Cristo Paulina fue llevada también a recibir los consejos de un párroco. El párroco conoció su caso y le recordó que el aborto provocaría su excomunión.

Paulina y su madre persistieron, no obstante, en la decisión del aborto. El director del Hospital General advirtió entonces a la madre sobre los riesgos de la intervención Paulina podría desangrarse a consecuencia del legrado, morir o quedar estéril. La madre y la hija desistieron entonces de ejercer su derecho legal al aborto por violación.

El caso dio lugar a una denuncia ante la Procuraduría de Derechos Humanos del estado de Baja California. La Procuraduría estudió la denuncia y emitió una recomendación asumiendo que estaba frente a un caso de violación de los derechos elementales de la persona.

 

“Por haber inhibido el derecho de su ejercicio de interrumpir el embarazo de la menor”, decía la recomendación, el gobierno estatal debía crear un fideicomiso para garantizar “el derecho a la atención de la salud, educación, vestido, vivienda y en general todos los cuidados de la menor Paulina y de su hijo hasta el momento en que se encuentren en condiciones de sostenerse por sí mismos, permitiéndoles, con ello, el pleno ejercicio de una vida digna”.

 

La Procuraduría de Derechos Humanos recomendó también la destitución del director del Hospital General de Mexicali por su comportamiento tendencioso y poco profesional en el caso. Una de las grandes debilidades de las comisiones de Derechos Humanos es que sus recomendaciones no tienen carácter obligatorio. Pueden ser rechazadas por la autoridad en cuestión, sin más costo que el de una mayor o menor bullicio de opinión pública. El gobernador de Baja California rechazó la recomendación de su organismo local de derechos humanos, y el pleito se libró, un tanto inútil y extemporáneamente, en la prensa.

Luego del tiempo de gestación, la niña Paulina tuvo un varón al que nombró Isaac. Las mujeres que acudieron a persuadirla de no abortar, ofrecieron una cantidad considerable para el cuidado del niño que la joven madre involuntaria rechazó. Los grupos de activistas solidarios con el caso hicieron una colecta para pagar la cesárea y ayudar “en lo que se ofreciera”.

El abogado Federico García Estrada, autor de la recomendación al gobierno estatal de Baja California en el sentido de dejar abortar a Paulina, habló, en abril del 2000, de la reacción “iracunda, irascible, de incomodidad y de molestia” del gobernador Alejandro González Alcocer:

 

“A nosotros no nos preocupa que se incomode la autoridad con nuestro trabajo, porque ésa es nuestra función y nuestra tarea. Hemos tratado de mantener el principio de absoluta autonomía e independencia del gobierno. Para eso nos designaron: para defender incondicionalmente y sin concesiones los derechos humanos”.

 

¿No habrá variación en esa conducta? -No, no.

García Estrada, en entrevista con Proceso, habló del riesgo que representa que las autoridades antepongan sus creencias religiosas a la aplicación y respeto a la ley: “Es muy peligroso que la función pública esté determinada por creencias religiosas. Esto lleva implícito el rompimiento de lo que históricamente ha significado la separación de la Iglesia y el Estado. Eso es un retroceso histórico”, dice García Estrada.

En entrevista con el reportero, en la Ciudad de México, el jueves 13 de abril del 2000, juzgó que el caso Paulina alerta sobre la importancia de hacer prevalecer esa separación, independientemente de las creencias religiosas que profesen los funcionarios.

El subprocurador de Derechos Humanos y Protección Ciudadana, con sede en Mexicali, donde se cometió la violación de Paulina el 31 de julio del año pasado, aseguró que la recomendación 2/200 levantó con un amplio respaldo popular, pero lamentó que González Alcocer en su calidad de gobernador se haya negado a acatarla.

 

“Por su respuesta, creemos que ni la ha leído o es tanta su falta de prudencia y de sensatez, que no admite que se equivocaron”.

 

El caso Paulina “hay cientos, decenas de paulinas, la diferencia es que no se han atrevido a denunciar”– sienta un precedente y por eso es preciso que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), a la que se turnó el caso el 29 de marzo del 2000, ratifique la recomendación “Es un caso de violación obvia e inobjetable de derechos humanos. No hay escapatoria para decir que no hubo violaciones en el caso de Paulina”.

 

Provida no puede imponer

El funcionario de la institución creada durante el gobierno panista, cuyos integrantes “varias veces” han tratado de remover, examinó el caso de Paulina presentado el 25 de octubre de 1999 y emitió cinco recomendaciones el 3 de marzo del año siguiente, que el gobierno estatal rechazó: “A partir de la información publicada en Proceso, el domingo 2 de abril del 2000, el problema adquirió una dimensión distinta”, dijo García Estrada. El martes 4, llegó a la Procuraduría de Derechos Humanos y Protección Ciudadana un oficio firmado por el secretario general de Gobierno, Jorge Ramos, en el que explica las razones por las que no se acatan las cinco recomendaciones:

 

“Es una justificación formal, con la concepción de un abogado litigante, así medio mañoso, que elude los compromisos. Trata de decir que el Estado no es responsable del daño moral, sino que el presunto delincuente (el violador) es el que debe pagar los daños”.

 

Según el gobierno del Baja California, no se le permitió abortar a la joven Paulina porque esa práctica va contra la ética de los médicos “Esto es falso, porque en el fondo hay una concepción religiosa, no de ética médica”.

De acuerdo con el Código Penal del estado, Paulina tenía derecho y era su deseo abortar por ser el embarazo producto de una violación, pero la agente del Ministerio Público y los médicos incumplieron con su responsabilidad “Esos funcionarios, en función de su concepción religiosa, simularon una serie de acciones y conductas para atenderla aparentemente pero la realidad era distinta”.

Más aún, dieron facilidades a dos mujeres integrantes del Comité Nacional Provida para que convencieran a Paulina de que no abortara; el procurador de Justicia, Juan Manuel Salazar Pimentel, llevó a la madre de la joven ante un sacerdote para que la convenciera de que no era lo correcto, y el director del Hospital General de Mexicali, Ismael Ávila Íñiguez, advirtió que ella podría morir.

 

“No tuvieron valor los funcionarios de decir que era por su postura religiosa, sino que dijeron que sí lo harían. Y al final no lo hicieron. Todo lo que está implícito en esa conducta es que no querían cumplir. Es muy obvio”.

 

El funcionario consideró que la participación de Provida, con la anuencia de las autoridades, fue funesta “Respetamos su concepción, pero no aceptamos que le imponga a terceros sus puntos de vista Provida puede hacer lo que quiera con su concepción, pero no la puede imponer a una mujer, a una niña o a una familia”

 

Agregó:

Lo que nosotros estamos defendiendo son los derechos humanos, no sólo en un caso específico, sino en general. Ésa es nuestra función. No somos cómplices, al contrario, somos defensores de la plenitud de la vida, no de una concepción abstracta. La vida y el derecho defienden a personas de carne y hueso, cuando se nace y se desprende del seno materno, cuando se nace a la vida jurídica, no antes. Si así fuera, en nuestras actas de nacimiento diría que nacemos desde que fuimos concebidos. Nosotros nacemos desde que nos desprendemos del seno materno. Ahí nacen los derechos, antes no.

(Nota extraída de Proceso 1222 y 1224, abril del 2000. https://www.proceso.com.mx)



PUBERTAD

Sí, la palabra es un poco rara, pero, ¿qué es la pubertad? Pubertad es el nombre que se le da a la época en la que comienzas a desarrollarte y cuando tu cuerpo pasa por cambios que te convierten de niño en adulto. Estamos hablando de asuntos como las niñas desarrollando senos y los niños comenzando a parecer más como los hombres. Durante la pubertad tu cuerpo crece con más rapidez que en ninguna otra época de tu vida, excepto cuando eras un bebé.

 





CAMBIOS PSICOLÓGICOS Y SOCIALES EN LA ADOLESCENCIA

 

ASIGNATURA: Formación Cívica y Ética
GRADO: Segundo
BLOQUE I.La Formación Cívica y Ética en el desarrollo social y personal.
APRENDIZAJE ESPERADO

Distingue, acepta y aprecia los cambios físicos, afectivos y psicosociales que vive en su adolescencia y comprende que la formación cívica y ética favorece su desarrollo personal y social

CONTENIDO PROGRAMÁTICO La formación Cívica y Ética y los adolescentes
El significado de los cambios físicos, psicosociales  y afectivos en la experiencia de los adolescentes.

 



LAS SUSTANCIAS ADICTIVAS Y SUS EFECTOS

El uso repetido o crónico  de sustancias adictivas deja daño permanente en el organismo: temblores, falta de coordinación, pérdida del sentido del equilibrio, reducción de la memoria e inteligencia, estados de depresión o psicosis, infartos cerebrales, trastornos del lenguaje y la memoria, epilepsia, trastornos en la sensibilidad y movimiento de las extremidades, daño al hígado y riñones, leucemia, bronquitis crónica, ceguera, sordera, daño cerebral permanente, problemas respiratorios crónicos.



¿QUÉ SON LAS ADICCIONES?

La adicción, farmacodependencia o drogadicción es un estado psicofísico causado por la interacción de un organismo vivo con un fármaco, caracterizado por la modificación del comportamiento y otras reacciones, generalmente a causa de un impulso irreprimible por consumir una droga en forma continua o periódica, a fin de experimentar sus efectos psíquicos.



MAPA CONCEPTUAL, EDUCACIÓN CÍVICA.

 

Fines y propositos de la educación cívica y su relacion con la ética.
 



LAS DROGAS

El consumo de drogas entre los alumnos de las escuelas primarias y secundarias se ha convertido en un verdadero problema que requiere de una atención especial por parte de las autoridades civiles y educativas, así como de los maestros y padres de familia ante el peligroso  aumento de niños y jóvenes con problemas de adicción.