Villa Educación

Miércoles 20 de febrero de 2019

.: Filtro de Proyectos :.



MAESTROS APRENDEN A ENSEÑAR CIENCIAS Y SIEMBRAN LA SEMILLA DE LA CURIOSIDAD EN SUS ALUMNOS

La Ciencia en tu Escuela, en sus 17 años de historia, ha motivado a más de 8 mil profesores de educación básica a introducir nuevas metodologías en el aula para enseñar conceptos de ciencias y matemáticas.

La profesora de educación básica Verónica González Haro (en primer plano) recibe su diploma tras aprobar satisfactoriamente el diplomado del ciclo 2018 de La Ciencia en Tu Escuela, programa de la Academia Mexicana de Ciencias.

Foto: Luz Olivia Badillo/AMC.
 

El pasado 9 de febrero se realizó la entrega de diplomas del ciclo 2018 de La Ciencia en tu Escuela (LCE), programa de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) creado en el año 2002, que a la fecha ha atendido en la Ciudad de México a un total de 8 mil 457 maestros y ha liberado el servicio social de 710 alumnos. Para la generación de 2018 se entregaron 159 diplomas a profesores de nivel primaria, secundaria y de Comunidades de Adolescentes en Conflicto con la Ley, en una ceremonia realizada en el auditorio Galileo Galilei de la AMC.

Durante 22 sábados, entre mayo a diciembre de 2018, maestros de educación básica e investigadores hicieron equipo, unos para aprender, otros para sacar sus conocimientos del laboratorio y contextualizarlos en un modo didáctico que permita ser transmitido a niños y adolescentes. Por este esfuerzo, en el que los maestros tuvieron que hacer tareas del diplomado mientras continuaban dando clases y cedían horas de atención a sus familias a este curso, Carlos Bosch Giral, coordinador general del programa LCE, felicitó y agradeció a los docentes su dedicación, la cual, apuntó, redituará en los alumnos.

“Hemos tenido la fortuna los investigadores científicos de amalgamarnos con más de 8 mil maestros durante estos años y eso ha dejado una secuela enorme en todos los sentidos porque ha cambiado la forma de enseñar y los maestros se han apropiado de contenidos que eran exclusivos de los científicos”, dijo Bosch Giral, profesor emérito del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Hizo del conocimiento de los asistentes que La Ciencia en tu Escuela, uno de los programas más exitosos de la Academia, por ahora no cuenta con recursos para operar en 2019 debido a recortes presupuestales. Expresó su confianza en que en los próximos días autoridades educativas y del sector de ciencia y tecnología se convenzan de sus bondades y refrenden su apoyo a éste.

Fernando Martínez Morales, director de Planeación y Vinculación de la Autoridad Educativa Federal de la Ciudad de México, comentó por su parte que en esta actividad se enmarca el compromiso que los docentes tienen con la actualización y formación, lo cual redunda en el aprendizaje del alumno y confió en que LCE continúe formando a más maestros. Ante la reestructuración de la Secretaría de Educación Pública el área que representa ahora se llamará Formación Académica y Calidad Educativa.

 

Tocar vidas y sembrar esperanza

Angélica Franco, responsable de la biblioteca “Las Batallas en el Desierto” y profesora del taller de fomento a la lectura de la Comunidad de Internamiento Preventivo, indicó que tras haber cursado el diplomado ahora busca compartir con sus alumnos, varones de 14 a 17 años que tuvieron algún conflicto con la ley, las muy diversas formas en que la ciencia toca la vida cotidiana. La dinámica que diseñó es que ella lee en voz alta a los jóvenes todo tipo de textos, incluida una colección de divulgación de la ciencia que donó la Academia Mexicana de Ciencias a estas comunidades.

Con dedicación y esperanza de tocar sus vidas a través de la lectura, Franco ha estado motivada de forma permanente en aprender a enseñar eficazmente, sobre todo a poblaciones vulnerables, “desarrollamos paciencia y solidaridad hacia ellos”, dijo. Su sueño es “tener la capacidad de compartir un granito de arena de conocimiento que les despierte el deseo de conocer las estrellas”.

Unir sentimiento a la ciencia al momento de leer, dijo, “me ha permitido dejar en alguno de ellos una reflexión sobre lo insignificantes que somos ante este inmenso Universo, que no vale la pena cometer delitos, y estar ahí encerrados cuando podrían caminar en libertad”.

A nombre de los maestros de nivel secundaria que se beneficiaron con el programa de la AMC, Mónica Torres relató que vio temas que no retomaba desde que ella era alumna de secundaria. Se dio cuenta de lo importante que es actualizar sus conocimientos para transformar la práctica docente y estar a la vanguardia de los métodos, estrategias y competencias que permitan alcanzar el perfil de egreso de educación básica.

Eligió el módulo de matemáticas en el que aprendió numerosas metodologías de enseñanza como exposiciones, foros, rallies, juegos, construcción de maquetas y uso de tecnologías. Al aplicar lo aprendido con sus alumnos, estos “se mostraban alegres, dinámicos y participativos al trabajar de manera lúdica”.

En el verano, los profesores que así lo quisieron aprendieron sobre robótica con el programa Computación para niños y jóvenes, también de la AMC, se trata de una actividad en la que los participantes arman un robot que se activa con los tonos de un celular. A nombre de los maestros que lo cursaron, Silvia Zavala mencionó que el taller fue muy productivo, interesante y satisfactorio pues les permitió poner en práctica algunos de sus conocimientos de electrónica. “No es fácil cambiar de paradigmas, pero el diplomado nos muestra que hay muchas formas de enseñar, de aprender y de convivir con nuestros alumnos”.

Y a nombre de los profesores de primaria que cursaron el diplomado habló la maestra Miriam Miranda.

Los integrantes de la mesa de honor para la ceremonia de entrega de los diplomas del ciclo 2018 de LCE fueron Monserrat Jiménez Navia, coordinadora del programa Bécalos de Fundación Televisa, que también apoya la formación de docentes; la maestra Silvia Romero, coordinadora operativa de La Ciencia en Tu Escuela en su modalidad presencial; así como la doctoras Elda Luyando, coordinadora de geografía de LCE, y Helena Lluis, colaboradora del módulo de física.




DAÑOS A LA SALUD Y AL MEDIO AMBIENTE PRODUCIDOS POR LA EXPOSICIÓN A GASOLINA

Ciudad de México, a 29 de enero de 2019

 

¿Qué es la gasolina?

La gasolina es una sustancia que se produce a partir del petróleo después de un proceso de refinación. Es un líquido de color pálido, con tintes rosados y con un olor muy penetrante. La gasolina contiene más de 150 compuestos químicos, entre los que se encuentran el benceno, tolueno, etilbenceno y xileno (compuestos BTEX, por sus iniciales). La gasolina es un producto muy nocivo para la salud y para el medio ambiente, además de que es ALTAMENTE flamable.

¿Cómo entra la gasolina en contacto con el medio ambiente?

Los derrames, fugas o el incorrecto manejo de los desechos pueden ocasionar que la gasolina entre en contacto con el medio ambiente, llegando al suelo, a los depósitos de agua subterránea, al agua superficial y al aire.

 

¿Cuáles son los efectos de las sustancias de la gasolina que entran en contacto con el ambiente?

Cuando ocurre un derrame de gasolina, parte de ella se evapora al aire. Las sustancias que se evaporen serán transformadas por la luz solar en otras sustancias no tóxicas en un proceso que puede tardar desde horas hasta semanas.

Parte de la gasolina será disuelta en el agua superficial o subterránea que se encuentre en las zonas circundantes al derrame. El agua contaminada se transporta a lo largo de grandes distancias. Las sustancias dañinas de la gasolina que se disuelven en el agua mantendrán su toxicidad por décadas o siglos. Un solo litro de gasolina puede contaminar y dejar inutilizables entre 2 y 10 millones de litros de agua.

Finalmente, otras sustancias de la gasolina pueden adherirse al suelo. Estas sustancias afectan la capacidad del suelo para retener agua y absorber nutrientes y matan a los microorganismos que viven en él. Si existe un cultivo en la zona afectada, el derrame evitará su crecimiento y los cultivos se echarán a perder. Los suelos pueden tardar 25 años en recuperarse de manera natural de la contaminación por gasolina.

 

¿Cómo puede una persona entrar en contacto con la gasolina?

Hay tres formas en las que el cuerpo puede entrar en contacto con las sustancias tóxicas de la gasolina. La primera es al respirar los vapores que se desprenden de ella. Esto puede pasar cuando se carga un tanque en la gasolinera, pero también cuando hay un derrame y se respiran los vapores tóxicos. La segunda forma es bebiendo agua contaminada con gasolina. Esto es posible que ocurra si tomamos agua no tratada o de pozos contaminados por algún derrame de gasolina. La última posibilidad es que la gasolina entre en contacto directo con nuestra piel, al cargar el tanque o al estar cerca de un lugar en donde ha habido un derrame.

 

¿Qué daños para la salud produce la gasolina?

Las sustancias BTEX mencionadas al inicio son muy tóxicas para el cuerpo. El nivel de daño que pueden ocasionar depende de la cantidad de sustancia a la está expuesto alguien y al tiempo que dura el contacto con dichas sustancias tóxicas.

Respirar pequeñas dosis de vapores de gasolina puede ocasionar irritación de nariz y garganta, dolor de cabeza, mareo, náusea, vómito, confusión y dificultad para respirar. Ingerir gasolina, ya sea a través de alimentos o bebidas, o directamente, puede ocasionar desde irritación de garganta y estómago, náusea, vómito, mareo y dolores de cabeza, hasta quemaduras en los tractos respiratorio y digestivo. Si la piel entra en contacto con gasolina, puede haber sarpullido, enrojecimiento e hinchazón. Si el contacto es prolongado, puede ocasionar quemaduras y pérdida de la piel en las zonas afectadas. Estar en contacto con grandes cantidades de gasolina puede ocasionar entrar en estado de coma o la muerte.

Los efectos del contacto prolongado del cuerpo con la gasolina no están bien estudiados. Hay indicios de que produce pérdida de memoria y debilitamiento de las funciones musculares. En altas concentraciones, sustancias como el benceno pueden ser causantes de cáncer.

Los vapores que desprende la gasolina son altamente flamables. Como son invisibles y pueden viajar largas distancias, una fuente de explosión puede estar localizada lejos de la gasolina líquida, situación que la hace una sustancia muy peligrosa. Los vapores se mezclan con el aire, y sólo es necesario tener una concentración de 1.4% de gasolina por volumen de aire para que pueda explotar. La fuente de combustión no necesariamente tiene que ser el fuego, también puede ser una superficie caliente o una chispa de estática, por ejemplo, la que se produce cuando algo da un toque.

En el marco del Plan Conjunto de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Pemex, Conacyt hace un llamado a no acercarse a las tomas clandestinas de hidrocarburos, debido a los riesgos para la salud y la vida, y a denunciar el robo de combustible al teléfono 01 800 228 96 60.

Infografía

Referencias: Mazari, M. (2007). Impactos ambientales: acuíferos. Instituto Nacional de Ecología, Coyoacán, México D.F., México - http://www.ine.gob.mx/ueajei/publicaciones/libros/35/impactos.html - José Víctor R. Tamariz Flores, entrevista - Gasoline Facts Sheet, Illinois Department of Public Health.




FRIEDLIEB FERDINAND RUNGE, EL CIENTÍFICO QUE DESCUBRIÓ LA CAFEÍNA

Cada segundo se bebe en el mundo más de 20,000 tazas de café.

Tal vez jamás hayas oído hablar de Friedlieb Ferdinand Runge.

Pero este químico alemán del siglo XIX hizo un descubrimiento que afecta como miles de millones de personas en el mundo comienzan su día.

El entonces joven investigador había constatado accidentalmente el efecto de una planta, la belladonna, para dilatar las pupilas. Y el escritor y científico alemán Johan Wolfgang von Goethe quedó tan impresionado que alentó a Runge a analizar las características químicas del café.

El estudio de Runge fue el primero de una larga lista de investigaciones sobre la sustancia psicoactiva más consumida del planeta.

Se estima que cada segundo se beben en el mundo más de 20,000 tazas de café, es decir, 2,000 millones de tazas al día.

Pero los científicos siguen intentando determinar cuál es el origen evolutivo de la cafeína y por qué las plantas la producen.

 

Miles de compuestos

No sólo las plantas de café producen cafeína.

El químico alemán Friedlieb Ferdinand Runge descubrió la cafeína en el siglo XIX.

También se encuentra en cantidades menores en el té, el mate, e incluso el cacao, por lo que puede ser estimulante comer chocolate.

La cafeína es a su vez uno de los más de ,.000 compuestos químicos producidos fundamentalmente por las plantas y que se conocen como alcaloides.

Además de la cafeína, la lista de alcaloides incluye la cocaína, la heroína, la morfina, la nicotina, la quinina y la salicina, el compuesto derivado del árbol del sauce que es precursor de la aspirina.

 

Millones de años de evolución

Una de las pistas sobre el origen evolutivo de la cafeína fue revelada en un estudio publicado en la revista Science en 2014.

Las hojas de la planta de café contienen altas concentraciones de cafeína y cuando caen al suelo evitan el crecimiento de plantas competidoras.

La producción de cafeína es resultado de millones de años de evolución, que permitieron a plantas como el café y el té controlar su entorno.

La investigación determinó que la cafeína es producida a partir de un compuesto precursor llamado xantosina.

La planta del café produce enzimas que introducen cambios a la xantosina, agregando o quitando átomos, y el resultado de esos cambios es la cafeína.

 

Mutaciones

Las enzimas que participan en la producción de cafeína pertenecen a un grupo de enzimas llamadas N-metiltransferasa.

Victor Albert, biólogo de la Universidad de Buffalo, en el estado de Nueva York en Estados Unidos, es uno de los autores del estudio sobre la evolución del café en la revista Science.

La planta de cacao también produce cafeína, una de las razones por las que el consumo de chocolate es estimulante.

Albert determinó que la evolución de la cafeína comenzó con mutaciones del gen de N-metiltransferasa.

Sin embargo, el biólogo descubrió que, en el caso del cacao, las enzimas que producen cafeína no evolucionaron de los mismos antepasados que las enzimas del café.

Según un blog en la revista Nature sobre el estudio, "la cafeína evolucionó dos veces".

En otras palabras, la planta de café produce cafeína usando un conjunto diferente de genes que los hallados en el té y el cacao. Organismos diferentes en la naturaleza llegaron de esa forma al mismo resultado por vías diferentes, en lo que se conoce como "evolución convergente".

 

La memoria de las abejas

La cafeína "evolucionó mucho antes de que los humanos somnolientos la necesitaran", señala la revista Nature.

Y ese proceso de evolución tuvo probablemente como fin desarrollar un mecanismo de defensa.

Las hojas de la planta contienen altas concentraciones de cafeína y cuando caen al suelo evitan el crecimiento de plantas competidoras.

La cafeína ayuda a las abejas a recordar donde se encuentran las flores de la planta de café.

La cafeína también permite alejar depredadores, ya que en altas concentraciones es tóxica para los insectos.

Pero el compuesto puede tener otras funciones menos letales.

Pequeñas cantidades de cafeína en el néctar de las flores hace más probable que los polinizadores recuerden su aroma y regresen a ellas, según un estudio publicado en la revista Science en 2013.

"Recordar las características de las flores es difícil para las abejas que vuelan rápidamente de flor en flor. Constatamos que la cafeína ayuda a las abejas a recordar donde se encuentran las flores", señaló Geraldine Wright, investigadora de la Universidad de Newcastle en Inglaterra y autora principal del estudio.

 

Arma de doble filo

En el caso de las abejas, la cafeína no es letal para los enemigos, sino que favorece tanto a la planta como a sus polinizadores.

En otras palabras, el mismo compuesto que puede ser tóxico en altas concentraciones puede ser benéfico en dosis menores.

Y esto sucede también en el caso de los seres humanos.

En 2017, un adolescente en Estados Unidos, David Cripe, murió por problemas cardíacos inducidos por un alto consumo de bebidas energéticas.

Se recomienda no exceder el consumo de 400 miligramos de cafeína o cuatro tazas de café al día. En el caso de las mujeres embarazadas se sugiere no exceder los 200 miligramos.

La agencia reguladora de alimentos y medicamentos de Estados Unidos, Food and Drug Administration o FDA, señala que, para adultos saludables, el consumo de 400 miligramos de cafeína al día, aproximadamente cuatro tazas de café, no está asociado generalmente a efectos peligrosos y negativos.

En el caso de mujeres embarazadas, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido, National Health Service o NHS, recomienda no exceder los 200 miligramos o dos tazas de café diarias.

Dos siglos después del descubrimiento de Friedlieb Ferdinand Runge, los científicos siguen desentrañando los efectos del compuesto con el que las plantas impactan a sus enemigos, a sus amigos y a nosotros.




INDIGENISMOS E INDEPENDENCIA | EDUCANDO CON GRAMÁTICA. CONTRIBUCIONES A LA LENGUA E HISTORIA DE MÉXICO

EL Colegio Nacional

La gramática es la más sutil herramienta que tenemos para expresar y transmitir conocimientos y experiencias: Concepción Company Company

El español mexicano del siglo XVIII está permeado por una fuerte presencia de indigenismos: Company Company

El ciclo de conferencias Educando con gramática. Contribuciones a la lengua e historia de México, tuvo su primera sesión este miércoles con el tema Indigenismos e Independencia que impartió y coordinó la lingüista e integrante de El Colegio Nacional (Colnal), Concepción Company Company, quien inició su ponencia al hacer una pequeña introducción del tema a tratar: “Hoy vamos a hablar de un profundo bilingüismo que se permeó en la lengua española desde los indigenismos. El 82 por ciento de los seres vivos del planeta, que no tienen patología en el lenguaje, son bilingües con dos gramáticas al menos”.

Al comenzar, la colegiada dejó en claro la definición y funciones que tiene la gramática para el ser humano y la sociedad, al mencionar que “la gramática es la parte profunda de la lengua que nos permite unir las palabras con otras y expresar nuestro mundo con frases hechas, albures, refranes (...) Escribir y hablar bien es una consecuencia de que nos hayan enseñado gramática. La gramática es una estructura biológica y social heredada que nos permite ordenar nuestro mundo, clasificar lo que nos rodea y tomar decisiones”.

Company Company aseguró que el lenguaje anticipó hechos históricos como las independencias en América y se preguntó cómo los indigenismos se adaptaron e integraron a la lengua española a tal punto que hoy gran parte del español en México es mestizo, pues se han sustituido vocabulario original latino por vocabulario indígena. “La lengua, vista históricamente, es un conjunto de continuidad. La continuidad en el caso de los indigenismos es que en sí mismos no cambiaron desde inicios del siglo XVI, sólo están adaptados a las pautas fónicas de la lengua española”, dijo la investigadora.

La lingüista señaló la presencia de indigenismos en cada siglo desde la época de la Conquista: “Lo que ocurre con el español mexicano es que no sigue la pauta del español general porque hay un incremento notable y constante de indigenismos de siglo a siglo hasta llegar a tener una lengua mestiza”. La académica además aclaró que “un indigenismo no es un mexicanismo: un indigenismo es una forma heredada directamente de una lengua hermana indígena de las que hay en México. Hay mexicanismos que no son indigenismos”.

Al analizar un corpus de más de mil documentos, Company Company encontró que en los primeros siglos (XVI y XVII) aparecen explicaciones de los indigenismos, pero en los siglos posteriores la glosa desaparece y aumenta el uso de las palabras. Asimismo, presentó ejemplos en donde la palabra que tenía que ser explicada era la del español por medio de palabras indígenas. Pulque, tezontle, tepache, tequesquite, zacate, mitote y petate fueron algunos ejemplos que analizó.

Un fenómeno que subrayó la colegiada fue que “en el español de México, a diferencia de otros españoles americanos, hemos sustituido el léxico patrimonial latino por un mundo cotidiano de palabras indígenas”. Sumado a esto mencionó algunos indigenismos que no tienen su equivalencia en español como itacate, pulque, atole y comal: “Hay frases hechas que tienen la mitad de lengua española y la mitad de lengua indígena. Hay un mestizaje profundísimo que muestra nuestra forma de ver al mundo”.

Posteriormente, explicó que dos hechos originados por la implementación de las Reformas Borbónicas en el siglo XVIII anticiparon la llegada de la Independencia en América. El primero, de corte demográfico, fue la migración de los indígenas a las ciudades, hecho que profundizó el mestizaje. El segundo, de corte político, fue la centralización de las actividades económicas y políticas, lo que originó malestar entre los criollos.

La integrante del Colnal hizo especial énfasis en la manera en la que los indígenas han sido olvidados y discriminados en el corpus estudiado y en la vida cotidiana, pese a aportar un patrimonio intangible como su lengua. “Somos un país profundamente racista. La discriminación está arraigada desde 1492”, afirmó.

A manera de conclusión, Company Company dijo que "la integración masiva de voces y construcciones con indigenismos en la lengua cotidiana colorea el español de México y nos otorga una propia identidad dialéctica”. Asimismo, recordó que la incorporación masiva de indigenismos anticipó la independencia de México como nación y finalizó la conferencia al resaltar la paradoja que existe cuando el mestizaje se realiza en la lengua, pero los hablantes indígenas desaparecen y eso muestra una gran discriminación de parte de los criollos.

La segunda sesión del ciclo de conferencias Educando con gramática. Contribuciones a la lengua e historia de México, se realizará el próximo miércoles 30 de enero a las 19 h en las instalaciones de El Colegio Nacional y se tocará el tema de La identidad lingüística de los mexicanos. El siglo XVIII.






¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE LOS DOCENTES POTENCIEN EL PENSAMIENTO CIENTÍFICO Y TECNOLÓGICO ENTRE EL ALUMNADO DE INFANTIL Y PRIMARIA?

Los seres humanos somos científicos y tecnólogos desde la cuna, porque desde muy pequeños exploramos el mundo haciéndonos preguntas, inventando cosas nuevas y observando mediante prueba y error para ver qué sucede cuando modificamos las condiciones del entorno. Sin embargo, en la actualidad también sabemos que hay que potenciar ese pensamiento investigador, porque no evoluciona de forma espontánea. Es preciso enseñarlo desde la primera infancia, porque nos ayuda a hacernos buenas preguntas, a tomar mejores decisiones, a mirar el mundo de manera curiosa y al mismo tiempo rigurosa; en definitiva, a estar mejor preparados para la vida. Por eso, creo que es tan importante, especialmente para aquellos que precisamente no van a ser científicos ni tecnólogos.

 

¿Cómo se puede fomentar desde casa?

Hay numerosas cosas que podemos hacer en casa. Una estrategia sencilla es dar respuesta a las preguntas curiosas que hacen los niños para explorar con ellos los temas que les generan interés. Hace poco, por ejemplo, estábamos en el jardín de casa y uno de mis hijos me preguntó cómo pueden respirar las lombrices debajo de la tierra. En estos casos, tenemos varias opciones, podemos decirles la respuesta, o buscarla y contársela si no la sabemos, al estilo de “las lombrices respiran a través de la piel y sanseacabó”. Pero también podemos hacer algo mejor (¡al menos cuando tenemos tiempo!): aprovechar su curiosidad e ir más allá, profundizando en la experiencia. Nosotros nos pusimos a leer sobre las lombrices, vimos vídeos en la web (el mejor fue el de muchas lombrices saliendo de un mismo capullo, hermosísimo) y terminamos jugando a las carreras con ellas para medir lo rápido que iban armando una pista en la mesa de casa.

Esto se puede trasladar a cualquier tema, por ejemplo, lo que estudian en la escuela. El primer secreto es ir metiéndonos dentro, viendo a dónde nos llevan, aprendiendo con nuestros niños de las formas más variadas posibles. Hoy día sabemos que a medida que se van volviendo conocedores o expertos en algo, los chicos van ganando autoconfianza y eso los motiva a seguir aprendiendo.




EL PATRIMONIO CULTURAL DE MÉXICO CON UN CLIC

Ciudad de México. 23 de enero de 2019 (Agencia Informativa Conacyt). El Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec) participó en el desarrollo de Mexicana, un repositorio nacional de cultura que concentra y pone a disposición de cualquier persona el patrimonio cultural de México.

Este archivo digital tiene el objetivo de generar un acervo donde los usuarios puedan acceder de manera rápida a información de diferentes instituciones relacionadas con la cultura de México, entre las cuales están el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el Centro Nacional de las Artes (Cenart), el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y la Dirección General de Bibliotecas (DGB), entre otras 12, dijo en entrevista el ingeniero Javier Solís González, gerente de Desarrollo de Nuevos Productos y Servicios de Infotec encargado del desarrollo de Mexicana.

Este proyecto se desarrolló en poco menos de 12 meses y fue financiado con recursos de la Secretaría de Cultura en el marco de la agenda digital de cultura de la pasada administración. Mexicana permite acceder a cerca de 700 mil documentos en formatos como fotografías, libros, audio, pinturas, videos y modelos en tercera dimensión en gran calidad y de manera gratuita.

Asimismo, explicó que el desarrollo de esta plataforma fue complicado desde el punto de vista técnico, ya que uno de los problemas generales a los que se enfrentan las instituciones cuando realizan labores de preservación, es que la digitalización no se lleva a cabo de manera homogénea, ocasionando que el acceso a los archivos se dificulte, ya sea porque no es de acceso público o porque no hay formas directas de acceder a ellas, comentó.

“Uno de los grandes retos que tenía este proyecto era cómo poder extraer la información que está en diferentes instituciones, distintos formatos y diversas formas de almacenamiento y cómo hacer para interoperarla y presentarla para que los usuarios puedan encontrarla de manera bastante rápida y organizada”, comentó.

La plataforma es similar a un buscador para realizar búsquedas de información en Internet. Cuando se ingresa un término en la caja de texto, la página muestra los resultados con una clasificación facetada, es decir, dividiendo entre los distintos tipos de obra, formatos, institución y fecha de la obra.

Mexicana está montada directamente en la infraestructura de la Secretaría de Cultura. Para la construcción del portal se utilizó la plataforma Semantic Web Builder, tecnología de código abierto desarrollada por Infotec y cuya función principal es la creación de plataformas inteligentes y aplicaciones semánticas.

“Es importante contar con este tipo de plataformas para tener una herramienta que permita tener acceso al patrimonio cultural de nuestro país y para reunir en un solo punto de acceso toda esa información para interoperar y vincular datos que de otra forma no sería posible a causa de los diferentes objetivos que tienen las instituciones”, concluyó Solís González.




EMPAQUES INTELIGENTES PARA LA CONSERVACIÓN DE ALIMENTOS

Por Felipe Sánchez Banda

Saltillo, Coahuila. 22 de enero de 2019 (Agencia Informativa Conacyt).

La conservación de alimentos es un aspecto fundamental para reducir la enorme cantidad de pérdida de alimentos. Ante ello, especialistas del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) desarrollaron empaques plásticos para conservarlos y alargar su vida en anaquel.

En América Latina se pierden o desperdician hasta 127 millones de toneladas de alimentos al año, de los cuales 55 por ciento son frutas y hortalizas y 20 por ciento carnes, según el tercer boletín de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos en América Latina y el Caribe 2016, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

Estas pérdidas ocurren durante la cadena alimentaria en todos sus eslabones. De acuerdo con la FAO, destacan detrimentos de 28 por ciento a nivel de producción; 22 por ciento ocurre durante el manejo y almacenamiento, 17 por ciento en mercado y distribución, otro 28 a nivel del consumidor, entre otros aspectos.

Mediante empaques inteligentes más amables con el ecosistema, los investigadores buscan reducir la pérdida de alimentos de forma sustentable, en un entorno donde, de acuerdo con la ONU Ambiente, al año se producen 300 millones de toneladas de residuos plásticos, lo que equivale al peso de toda la población humana.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, los especialistas explican esta innovación, su importancia y sustentabilidad, además de su potencial para combatir la pérdida y desperdicio de alimentos, dañando lo menos posible el medio ambiente.

 

Efecto laberinto

Los científicos del CIQA trabajan en alternativas para extender la vida de frutas, vegetales y cárnicos, utilizando nanomateriales.

“El proyecto consiste en el desarrollo de empaques con nanopartículas que imparten al empaque características inteligentes (como la liberación o adsorción de sustancias hacia o desde los alimentos, etiquetas inteligentes que cambien de color o forma para dar información específica del estado del alimento, o con características de barrera a gases y olores, o con características antimicrobianas, etcétera). Dependiendo del tipo de nanopartícula, puede obtenerse gran variedad de empaques”, comentó el doctor Saúl Sánchez Valdés, coordinador del proyecto y profesor investigador del Departamento de Procesos de Transformación de Plásticos del CIQA.  

Sánchez Valdés señaló que existen diferentes tipos de nanopartículas que otorgan características especiales a los empaques.

 

“Por ejemplo, nanopartículas que controlan el crecimiento de microorganismos, hongos, bacterias y hacen que el empaque dure más y el tiempo en anaquel del producto sea más largo; nanopartículas que impiden el paso de los gases, retardan el paso del oxígeno y el alimento no se oxida; otras nanopartículas que retrasan el paso o salida de la humedad, al añadir un aditivo como un antioxidante para que dure más el alimento, entre otros”.

 

Según  los especialistas, un momento clave de la pérdida de alimentos ocurre durante la entrega de los productores al consumidor, por lo que es importante conservar los productos hasta llegar al consumidor a través de empaques.

Dr. José Alberto Rodríguez González.

“Hay diferentes tipos de empaque: el empaque tradicional que consiste en un material que simplemente va a servir para transportar el alimento, en algunas ocasiones se le ofrece una protección muy simple contra un golpe. Posteriormente, se conoce el empaque inteligente, en esta categoría entran los empaques avanzados, permiten que el empaque dé otra funcionalidad al alimento, por ejemplo, que el alimento transpire. En el caso de algunas frutas es importante estar liberando sustancias que se generan durante el transcurso de maduración para evitar que esto genere que empiece el proceso de descomposición”, detalló el doctor José Alberto Rodríguez González, técnico titular C en el Departamento de Procesos de Transformación de Plásticos del CIQA.

En algunos alimentos es importante evitar que el oxígeno penetre hacia el alimento para retrasar el proceso de degradación o descomposición. Los empaques inteligentes tienen propiedades que permiten actuar como barrera para que no entren o no salgan algunos gases hacia los alimentos o desde los alimentos para evitar su deterioro. Los investigadores del CIQA trabajan en materiales nanométricos conocidos como nanoarcillas, con la finalidad de bloquear gases.

“Al acomodarse las nanoarcillas, tienen una forma como de hojas, al acomodarse en una película, lo que hacen es un efecto conocido como ‘el efecto laberinto’. Estas (nanoarcillas) hacen que los gases en lugar de que tengan que recorrer una distancia pequeña que es el espesor de la película, tienen que estarle ‘sacando la vuelta a estas hojas’, lo que provoca que su camino sea más largo y eso reduce la capacidad de intercambio de gases”, puntualizó el doctor Rodríguez González.

Junto al efecto que generan estas nanoarcillas, los especialistas desarrollan películas para empaque de alimentos con propiedades antimicrobianas para complementar la protección de los productos.

“Las películas se preparan con nanopartículas de plata y, estas, al entrar en contacto con microorganismos, específicamente bacterias como E. coli, van a reducir la capacidad de multiplicarse y llegan al punto que matan a las bacterias. Esto nos sirve para empaque de cárnicos, para reducir el riesgo de que estos alimentos puedan contaminarse con bacterias”, destacó Rodríguez González.

Actualmente, el proyecto se desarrolla a nivel piloto donde se pueden hacer pruebas para conocer la eficiencia de estos nanomateriales y películas para empacado de productos; además, es posible incorporar diferentes capas con nanopartículas a las películas, según las necesidades del proyecto.

“Para la preparación de las películas en el caso de los antimicrobianos, lo que se hace es que las nanopartículas se dispersan en el plástico o polímero, y se busca que tengan la mejor dispersión para que su efecto se maximice. Posteriormente a esto, (el plástico) pasa por el equipo de película plana, con lo cual se obtiene una película como la que vemos de manera regular en los supermercados, es decir, una película plástica transparente para envolver la carne, pero las nanopartículas están inmersas en ella y hacen su efecto antimicrobiano”, especificó Rodríguez González.

Los científicos aclararon que estas películas plásticas no son comestibles, pero las nanopartículas tampoco afectan el alimento, ya que se quedan ‘atrapadas’ dentro del plástico.

 

Materiales biodegradables

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), 90 por ciento de la basura que flota en el mar es material plástico de diversos tipos, como polietileno (bolsas de plástico, botellas de refresco y agua) y polipropileno (plásticos duros como tapas de botella y artes de pesca), que afectan especies y contaminan mares, ríos, etcétera. Estos datos indican la gran cantidad de plástico que contamina el ambiente, de ahí la importancia de generar plásticos avanzados con las mismas ventajas que los convencionales pero más amigables con el medio ambiente.

“En los últimos años, se ha hecho mucha fama en los plásticos sobre el peligro que representan estos materiales, pero más allá de verlos como algo malo, realmente es cómo lo usamos. Creo que es muy importante que la gente tome conciencia de cómo utilizar un plástico de forma adecuada y que realmente no es que sean malos, sino que los hemos utilizado de forma no adecuada, es un tema donde debemos centrarnos un poco y pueden hacer sinergia otros temas como economía circular, reciclaje, etcétera”, comentó el doctor Carlos Espinoza González, investigador del Departamento de Materiales Avanzados y coordinador de Investigación del CIQA.

Doctor Carlos Espinoza González.

Espinoza González agregó que, hoy en día, se utilizan tecnologías para empaque de alimento pero pueden ser empleadas también en el campo como películas de invernadero, de acolchado, diversificando el uso de tecnologías y evolucionarlas de forma sustentable trabajando con diferentes tipos de polímeros (plásticos).

“Se ha trabajado con diferentes tipos de polímeros, los más utilizados, como el polietileno, son lentamente degradables. Sin embargo, también se han desarrollado materiales con polímeros como el PLA (ácido poliláctico), que tiene la capacidad de degradación más acelerada que los polímeros tradicionales. Ya se han hecho proyectos con este tipo de polímeros que son los que estamos utilizando. La ventaja que tienen estos polímeros es que su velocidad de degradación es varias veces mayor a los tradicionales, ya que provienen de fuentes naturales, como el ácido láctico, y pueden interactuar más fácilmente los microorganismos con los materiales para degradarse”, señaló Rodríguez González.

El doctor Sánchez Valdés detalló que estos empaques utilizan diferentes materiales plásticos para su elaboración, particularmente el ácido poliláctico, con aditivos con base en quitosán a partir de caparazón de camarón, por lo que son biodegrables. Al cuestionarle respecto a la contaminación que puede generar este tipo de plásticos, indicó que el problema con estos materiales sería si llegaran a ríos o mares, donde afectarían a pesar de su característica biodegradable.

“El problema es que llegue a ríos, mares y océanos, a pesar de que sean biodegradables, ya que transportan en sus residuos nutrientes y, al acumularse muchos nutrientes en el lecho marino, fomentan el crecimiento de algas nocivas como por ejemplo el lirio y el sargazo”, enfatizó.

Hasta el momento, los investigadores han hecho pruebas a nivel piloto con carnes y algunas frutas como el chabacano; además de colaborar con industrias panificadoras y del sector médico. Los resultados preliminares indicaron que, en promedio, estos empaques biodegradables a partir de películas plásticas con nanopartículas alargan la vida de estos productos alimenticios en anaquel, al menos, en 50 por ciento de tiempo.

“La idea es buscar llevar esto a nivel comercial, desarrollar las películas con alguna empresa y se está trabajando en otras líneas del proyecto que están relacionadas, como liberación controlada de sustancias para insecticidas o liberación de químicos para proteger plantas”, añadió Rodríguez González.

Los investigadores destacaron que continuarán desarrollando este tipo de proyectos y esperan que científicos de próximas generaciones continúen trabajando el tema alimentario.

“Sería un llamado a las nuevas generaciones a que aborden problemas reales, centren sus esfuerzos de investigación en estos problemas y que los aborden de manera transdisciplinaria, con inclusión social en estos temas para que pueda tener mayor impacto, mayor acercamiento”, resaltó Espinoza González.

El especialista Rodríguez González invitó a la comunidad científica y al público a enfocarse en el tema alimentario, ya que es una problemática actual y futura que tendrá que enfrentar la humanidad.

 

“Es importante concientizarnos en la parte de la problemática de la alimentación en el mundo y, por parte de la ciencia, tratamos de poner un granito de arena, pero gran parte tiene que ser el esfuerzo de todos nosotros para poder conservar lo que tenemos y aprovechar de la manera más racional todos los recursos a los que tenemos acceso, para el futuro de la sociedad”.




SISTEMA DE NUMERACIÓN HEXADECIMAL

Hace mucho tiempo, los seres humanos desarrollaron un sistema para contar basado en las decenas, por una razón muy válida. ¡Tenemos 10 dedos! Siempre tenemos "a mano" una manera de rastrear las cosas.

Pero este sistema no funciona tan bien para las computadoras. Por eso se inventó otro sistema: hexadecimal, o "hex."

"Hexadeci-" significa 16. En lugar de sólo 10 dígitos (0 a 9), hex tiene 16 dígitos (0 a 15). Hex usa letras para los dígitos mayores que el 9:

A = 10

B = 11

C = 12

D = 13

E = 14

F = 15

 

En lugar de convertir los datos de la nave espacial de números binarios a decimales, los ingenieros convierten de binario a hexadecimal.

 

¿Y por qué querrían hacer esto?

Y bien, no toda la información que entra o sale a una computadora es realmente un número. A veces se trata de verdadero o falso, encendido o apagado, o una opción entre "selecciones múltiples". A veces la información es una palabra. Resulta ser que los sistemas hexadecimal y binario son realmente compatibles.

Para poder explicar todo esto mejor, presentamos un poco de vocabulario. Un solo dígito binario se denomina un bit. Cuatro bits agrupados se denominan un nybble. Y dos nybbles son (¿qué más podrían ser?) ¡un byte!

Si organizas los bits de un nybble de todas las maneras posibles, sólo tendrás 16 posibilidades. Estos son los números hexadecimales del 0 al 15:

¿Comprendes? Sabemos que el número hexadecimal 9 sólo puede ser 1001 en el sistema binario. Y que el número hexadecimal A sólo puede ser 1010.

Un solo dígito binario se denomina un bit. Cuatro bits agrupados se denominan un nybble. Y dos nybbles son (¿qué más podrían ser?) ¡un byte!

El sistema hexadecimal resulta ser una manera extraordinaria para comprimir datos. Puedes colocar cuatro trozos distintos de información en un solo dígito hexadecimal.

De modo que un ingeniero de naves espaciales podría decir que, en un nybble en particular, el primer bit significa que el interruptor de un calefactor se coloca en ENCENDIDO (si es 1) o en APAGADO (si es 0). El segundo bit podría significar que una partícula de polvo chocó (1) o no chocó (0) con un sensor diminuto. Y así sucesivamente.

Los números decimales sencillamente no resultan prácticos para esto. Por ejemplo, observa lo siguiente:

¿Qué te indica el número 39.321 con respecto al número binario que es su equivalente? No mucho, ¡a menos que tengas una calculadora especial para traducir la información! ¡Pero el número hexadecimal 9999 te indica exactamente cuáles bits son unos y cuáles son ceros!

De modo que, como puedes ver, los sistemas matemáticos en realidad son similares a los idiomas. Los inventamos para cumplir con nuestros propósitos. ¡Y justamente casi todas las computadoras—y naves espaciales—ahora se basan en el idioma de los números hexadecimales!




¿QUÉ CAUSA LAS ESTACIONES?

Órbita inclinada de la Tierra

Perihelio de la Tierra
(punto más cercano al Sol) = 91,400,000 millas del Sol (147.10 millones de km)

Afelio de la Tierra
(punto más alejado del Sol) = 94,500,000 millas del Sol (152.10 millones de km)

A pesar de que se trata de una diferencia de más de 3 millones de millas, en relación con la distancia total, no es muy grande.

Dibujo que muestra una vista longitudinal de la órbita de la Tierra con el Sol cerca del centro, en el que aparecen las distancias del Sol en el afelio y el perihelio.

Y, créase o no, el afelio –cuando la Tierra está más alejada del Sol– ocurre en julio y el perihelio –cuando estamos más cerca– ocurre en enero. Para los que vivimos en el hemisferio norte, donde es verano en julio e invierno en enero, parece estar al revés, ¿no? Esto prueba que la distancia de la Tierra respecto del Sol no es la causa de las estaciones.

 

¿Qué crees tú?

A pesar de que esta idea tiene sentido, es incorrecta.

Es verdad que la órbita de la Tierra no es un círculo perfecto. Tiene una leve inclinación. Durante parte del año, la Tierra está más cerca del Sol que en otros momentos. No obstante, en el hemisferio norte, es invierno cuando la Tierra está más cerca del Sol y es verano cuando está más alejada. En comparación con la distancia del Sol, este cambio en la distancia de la Tierra a lo largo del año no implica grandes cambios para nuestro clima.

El motivo de las estaciones en la Tierra es otro.

El eje de la Tierra es un polo imaginario que atraviesa el centro de la Tierra de "punta" a "cabo". La Tierra gira alrededor de este polo, y completa un giro completo por día. Ese es el motivo por el cual tenemos día y noche, y por el cual cada parte de la Tierra tiene una parte de cada uno de ellos.

La Tierra tiene estaciones porque su eje no está en línea recta. Hace mucho, mucho tiempo, cuando la Tierra era joven, se cree que algo grande chocó con la Tierra y la corrió del centro. Entonces, en lugar de rotar con el eje derecho, se inclina un poco.

En realidad, ese objeto de gran tamaño que chocó contra la Tierra se llama Theia. También causó un gran orificio en la superficie. Ese fuerte impacto puso una gran cantidad de polvo y residuos en órbita. La mayoría de los científicos piensan que, con el tiempo, esos residuos se transformaron en nuestra Luna.

Como la Tierra órbita alrededor del Sol, su eje inclinado siempre señala en la misma dirección. Por ese motivo, durante el año, diferentes partes de la Tierra reciben los rayos directos del Sol.


¡Si vas a Sudamérica para pasar las vacaciones de invierno, lleva tu traje de baño en lugar de los esquíes!

A veces es el Polo Norte el que se inclina respecto del Sol (alrededor de junio) y a veces es el Polo Sur el que está inclinado respecto del Sol (alrededor de diciembre).

Es verano en junio en el hemisferio norte porque los rayos del Sol llegan a esa parte de la Tierra de manera más directa que en otras épocas del año. Es invierno en diciembre en el hemisferio norte, porque ese es el momento en que el Polo Sur gira para inclinarse hacia el Sol.