Villa Educación

Miércoles 12 de diciembre de 2018

PÁNICO, UN TRASTORNO INESPERADO Y COMPLEJO

Por Janet Cacelín

(Agencia Informativa Conacyt).- El primer ataque de Armando sucedió poco después de haber terminado su examen profesional. Un día, mientras manejaba cerca de su universidad, sintió un fuerte dolor en el pecho, sudoraciones, confusión y dificultad para respirar.

Espantado, con un estado de alerta extremo y con un evidente miedo a morir a causa de un evento cardiovascular, logró llegar a una clínica donde después de realizarle diversos estudios, para su asombro, descartaron que su corazón tuviera una falla.

Ese fue el comienzo de una serie de episodios que regresaban en el momento más inesperado en la vida de Armando y cada vez con mayor frecuencia. Llegó a tenerlos hasta cada tercer día y los síntomas se volvían más alarmantes: angustia extrema y claustrofobia.

“Estuve casi seis meses sin hacer otra cosa que buscar qué tenía. Yo hice mi propia investigación y me fui dando cuenta con qué se relacionaban estos síntomas. A veces terminaba pensando que tenía cáncer”, contó Armando.

Después de un largo tiempo sin respuestas, Armando fue diagnosticado con trastorno de pánico.

Según el National Institute of Mental Health (NIMH), el trastorno de pánico o angustia es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por episodios inesperados y repetidos de intenso miedo, acompañados por síntomas físicos que pueden incluir dolor en el pecho u opresión —que no llega a interpretarse como dolor torácico—, palpitaciones que las personas refieren como vuelcos en el corazón, aceleradas del corazón, taquicardias o incremento del ritmo cardiaco como síntoma asociado pero independiente a las palpitaciones, falta de aire, mareos, angustia o molestia abdominal; además de sudoración, sensación de desmayo, sensación de frío o calor, como parte del cortejo de síntomas mediado por el sistema nervioso autónomo.

En este trastorno, los episodios sucesivos de terror aparecen acompañados de cambios en el comportamiento del individuo y de una preocupación continua por que se produzcan nuevos ataques de pánico. De acuerdo con el doctor Omar Minaya, médico psicogeriatra por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, la palabra pánico es la expresión para describir el miedo intenso, pero en el caso de un ataque de pánico, la experiencia es tan repentina, inesperada e involuntaria que generalmente remite a la formación de fantasías de muerte inminente.

 

Descargar archivo Aquí



Documento Tipo: Acrobat pdf